Vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=XQNMwd6zMW8

Miren juntos el video y, luego, hagan algunas poses de yoga que vieron (vuelvan a mirar ciertas partes, si fuera necesario). Explique a los niños que aunque el yoga es un tipo de ejercicio más lento y calmado, de todas maneras los ayuda a fortalecerse y a ser más saludables. Señale que mientras mantienen esas poses están desarrollando músculos importantes de las piernas, brazos y espalda.

Luego pregunte: “¿Qué otras figuras de animales pueden hacer con el cuerpo? ¿Pueden hacer una figura como un árbol o un bote?”

Pida a los niños que se acuesten de espalda y que se concentren en su respiración. Cuente en voz alta (“1, 2, 3”) cuando inhalen y (“3, 2, 1”) cuando exhalen. Hable con una voz suave y estable para ayudarlos a enfocar su mente y calmar el cuerpo. Tal como en el video, puede apoyar un objeto pequeño sobre su barriga para que vean cómo se eleva y baja con cada respiración profunda.