Vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=J7SA2LUDjGQ

Los niños que aún no pueden hablar podrían necesitar una progresión de varias estrategias a medida que avanzan a formas más sofisticadas de autoexpresión. (Los niños podrían ser muy pequeños para disponer del vocabulario necesario para darle salida a sus sentimientos, o podrían haber sufrido experiencias traumáticas que les impide hacerlo).

Vean este video donde Sofía ayuda a Rosita a liberar su enojo. Pida a las familias que identifiquen cómo Sofía ayuda a Rosita a expresar sus sentimientos. Pregunte: “¿Qué más podría hacer Rosita para liberar sus sentimientos fuertes?”.

Después, hable con los padres sobre cómo Sofía ayudó a Rosita. “¿Qué palabras usó Sofía?”. “¿Qué decía con su lenguaje corporal?”. Sofía:

  • Nota y reconoce los sentimientos de Rosita y le asegura que eso es normal.
  • Le recuerda que es importante expresar sus sentimientos.
  • Le recuerda que nunca debe golpear a las personas.
  • La anima a expresar toda la fuerza de su enojo (asegurándole a Rosita que como persona adulta, ella puede manejar el enojo).
  • Sugiere otras maneras de expresar otros fuertes sentimientos.
  • Proporciona un regazo amoroso cuando Rosita se ha calmado.

 
Explique a los adultos que la autoexpresión con música, teatro, movimiento físico y artes visuales puede ser una herramienta poderosa en el proceso de recuperación emocional. Generen ideas sobre razones de por qué la expresión creativa podría ayudar, y anótenlas en una hoja grande de papel. Cuando usted trabaja con niños puede simplemente decir: “A veces no tenemos las palabras para decir cómo nos sentimos, pero podemos encontrar otra forma para ayudarnos a entender nuestros sentimientos y expresarlos. Eso ayuda a que nuestros cuerpos y nuestras mentes se relajen. Después podemos empezar a usar las palabras».