El desarrollo del vocabulario para expresar los sentimientos fuertes es similar al desarrollo de los músculos porque requiere ¡ejercicio, práctica y mucho trabajo! Intenten hacer los siguientes ejercicios con los niños para que puedan practicar cómo expresarse.

Véalo. Cuando los niños pueden visualizar las palabras, las aprenderán con mayor facilidad. Abra un álbum familiar, una revista dirigida a los niños o un libro ilustrado. Señale una persona o un personaje y diga: “¿Cómo crees que se siente esa persona?”. Si los niños responden: “feliz”, siga con esa idea. Puede añadir: “Ella parece estar muy, muy feliz. Otra palabra que significa muy, muy feliz es ‘entusiasmada’”.

Demuéstrelo. Es más probable que los niños puedan recordar una palabra nueva si entienden el significado. Piensen en un movimiento o gesto de la cara para cada palabra que aprendan juntos. Por ejemplo, si la palabra es ‘agotado’, los niños pueden inclinarse y bostezar.

Compártalo. Use palabras para expresar los sentimientos y las emociones cada día. Invite a los niños a describir los sentimientos mientras le cuentan las cosas que hicieron durante el día. Pregúnteles: “¿Cómo se sentían cuando ______________ ?”. Recuérdeles las varias maneras para describir los sentimientos de alegría, miedo, enojo y cansancio.