El concepto del valor es complicado, pero los adultos pueden explicar sus muchos significados de maneras simples y cotidianas.

  • Qué es importante para ti: Para ayudar a los niños a aprender que las cosas tienen distinto valor hablen sobre sus preferencias. Por ejemplo, para un niño, su osito de peluche puede ser más valioso que otros juguetes. Lo que siente el niño sobre algo lo puede ayudar a decidir si es valioso para él.
  • Dinero y precios: El valor también es lo que la gente está dispuesta a pagar por algo. Los niños pueden empezar a entender que las cosas que compra la gente tiene un precio (en una etiqueta) y un valor (la importancia que tienen para las personas). Ellos ven esto cuando van de compras con usted.
  • Momentos valiosos: Recuerde a los niños que las cosas más valiosas no cuestan dinero, como la familia, los amigos y el bienestar. Anímelos a escribir un “diario valioso” con fotos de personas, tradiciones o lugares importantes para ellos.