El cuidado, como cualquier otra transición, puede evocar muchos sentimientos en su niño. Fomentar una actitud de “Yo puedo hacerlo” puede ayudarlo. Use estas ideas divertidas para ayudar al niño a expresar sus sentimientos e inspirarle confianza durante este cambio reciente en su familia.

Exploren los sentimientos

Los sentimientos fuertes vienen y van y es normal sentirlos todos incluso al mismo tiempo.

Cuando los niños saben cómo nombrar lo que están sintiendo, adquieren confianza de hablar de sus sentimientos con usted. Ayude a su niño a aprender el vocabulario emocional con nuestro juego interactivo Caras de sentimientos.

Adquieran las destrezas

Aprender nuevas habilidades puede ayudar a los niños a crear confianza en sí mismos. Ayúdelos a dominar una nueva hazaña física como saltar sobre un pie, lanzar una pelota o montar bicicleta. Ayúdelos en el desarrollo de habilidades académicas como dibujar letras, sumar y restar o pronunciar una palabra. Los logros, grandes y pequeños, se suman a la auto confianza de un niño quien los puede aprovechar en momentos de desaliento. Lleve un registro de todo lo que ha logrado y coloque la creciente lista en un lugar donde el niño la pueda ver todos los días.

Chócala

Para ayudar a que su niño se anime y forme parte de su equipo de cuidadores, hagan un “chócala” especial. Use sus dedos para contar hasta cinco. Mientras cuenta, diga algo positivo de él, como por ejemplo, “Eres valiente” o “Eres útil” o “Eres amable con tus hermanos”. Invítelo a que haga lo mismo con usted u otro miembro de la familia. Luego, cuando sus manos estén abiertas, ¡celebren con un“chócala”!