Lanzar

Los momentos cotidianos pueden convertirse en momentos de aprendizaje. En el autobús, en la tienda o una sala de espera, los niños pueden desarrollar el vocabulario, usar su imaginación y disfrutar cuentos.

Usando las tarjetas:

  • Relacionen las palabras con la vida de los niños. (“¿A quién conoces que lleva un uniforme?”,“¿Dónde han visto tierra?”).
  • Invite a los niños a pensar en palabras para rellenar los espacios en blanco y crear su propio cuento. Usen las tarjetas varias veces, creando nuevos cuentos cada vez. O, lean las definiciones en voz alta y desafíen a los niños a adivinar la palabra.