Ustedes como padres también necesitan sentir cariño y apoyo para poder lidiar con los grandes cambios. Busque a las personas y los recursos que están a su alrededor para guiarse en esta transición difícil.

Como cuidador principal de su niño, usted ya tiene mucho que hacer. Tome tiempo para usted mismo y así estará más apto para cuidar mejor de su niño. Aunque tenga la casa llena, usted puede atender sus necesidades personales.

Usted puede:

  • cocinar su comida favorita y servirla en la cena.
  • escuchar su música favorita durante sus rutinas.
  • leer un libro o una revista después de poner a los niños en la cama.
  • pedirle a un amigo o vecino que venga a su casa, que le haga compañía y le ayude con los niños.
  • involucrar a su niño en una actividad tranquila como dividir la ropa para lavarla, o colorear mientras usted hace ejercicios de estiramiento y respiración profunda.
  • pedirle a su niño que busque algo específico, por ejemplo lo que ve por la ventana, y que dibuje lo que ve. Mientras su niño dibuja usted puede tomar unos minutos para hacer algo para usted misma.

Usted también puede:

Conectarse con usted misma. Encuentre el tiempo para hacer las cosas que a usted le gustan y que le hacen sentir alegría y bienestar: dar un paseo, tomar un largo baño, tomar clases de ejercicios.

Conectarse con la familia y las amistades. Exprese sus emociones con familiares y amigos de confianza e inclúyalos en sus planes y retos. ¿Hay alguien que pueda recoger a su niño después de la escuela, o ayudarla a preparar la cena mientras usted se organiza después de la mudanza?

Conectarse con la escuela de su niño. Dígale a los maestros y consejeros de la escuela de su niño lo que está sucediendo. Dígales cuáles son las nuevas rutinas y que le hablen de lo que ellos observan en su niño. Averigüe qué apoyo especial pueden ellos ofrecerle.

Conectarse con las redes de apoyo. Manejar bien sus propias emociones es una de las maneras más importantes para que usted pueda ayudar a su niño. La ayuda profesional, los grupos de apoyo y otras ayudas clave pueden ofrecerle la manera de expresar sus sentimientos, ideas y estrategias para manejar bien todos los cambios en su vida.

Conectarse con ayuda legal profesional. Es importante considerar sus opciones cuando busque asesoría legal. Asegúrese de buscar un profesional legal en quien usted confíe y con quien se sienta cómoda. Esto hará más fácil su proceso de divorcio.