Vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=zV7MwKJ588o

Miren juntos el video y muévanse al ritmo. Al igual que los niños en el video, muevan sus caderas mientras el baterista toca la batería. Cuando el ritmo pare, ¡congélense como una estatua! Inventen su propio ritmo golpeando con sus dedos sobre cualquier superficie, tal como una mesada de cocina, la parte de abajo de una taza o una caja de plástico. Túrnense para hacerlo, a los niños les encantará crear su propio ritmo para que usted baile.

Después escuchen una canción favorita y jueguen juntos a las estatuas musicales. Sigan bailando y túrnense para hacer que la música continúe y se detenga.

Si los niños son muy pequeños, sujete sus manos para equilibrarlos y muévase junto con ellos al ritmo de la música. Cuando la música se detenga, congélese; después de unas pocas veces, ¡ellos comenzarán a entender de qué se trata!

Agregue estos desafíos para los niños mayores:

  • Acuéstense en el suelo cada vez que la música pare y levántense rápidamente cuando empiece otra vez.
  • Mientras suene la música, bailen como les guste; pero cuando la música pare, ¡solo pueden saltar!
  • Cuando la música pare, usen el cuerpo para formar una figura interesante con una pareja.
  • Cambie totalmente las cosas: congélense mientras se oye la música y ¡bailen desenfrenadamente cuando la música pare!

Tal como el adulto del video, usted también puede marcar el ritmo en una mesa o en el suelo.