Vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=7v6YKqEpEQc

El factor más común en los niños resilientes es la presencia de un adulto cariñoso y comprensivo, ¡usted puede ser ese adulto!

Canten esta canción cuando los niños se enfrenten a una adversidad grande o pequeña. Explíqueles que ser resiliente, significa saber superar los momentos difíciles y aprender a ser más fuerte, no fuerte de cuerpo, sino fuerte de mente y corazón.

Mencione las maneras en que todos podemos aprender a ser resilientes. Luego, practiquen una de estas estrategias:

  • nombrar, expresar o dibujar los sentimientos,
  • pedir y dar ayuda,
  • cuidarnos al comer alimentos nutritivos y dormir lo suficiente y hacer ejercicios,
  • darnos tiempo para hacer las cosas que disfrutamos hacer,
  • mantener las rutinas diarias,
  • recordar los momentos difíciles que hemos vivido y cómo los superamos,
  • recordar que no estamos solos (pasar tiempo con las personas que amamos en persona, por teléfono o en videochat),
  • recordar que los tiempos difíciles son temporales (no son por siempre),
  • permitirnos cometer errores y aprender de ellos, luego seguir adelante intentando y practicando y…
  • dar y recibir abrazos.

Canten juntos esta canción cuando estén pasando por momentos desafiantes. Invite a los niños a repetir ¡Serás fuerte!