No hay duda al respecto: criar niños es una tarea difícil. Hay tantos altibajos: sentimientos de alegría, orgullo e inspiración; de preocupación, frustración y duda. Por eso puede ser fácil olvidar todas las pequeñas maneras en que está logrando grandes cambios en la vida de sus niños. Pero no necesita esperar a que los demás le den una palmadita en la espalda, dedique tiempo para celebrarse. 

Darse un momento para reconocer y apreciar todo el esfuerzo que está haciendo en la crianza de niños puede ayudar a poner los sentimientos en perspectiva. En este momento, pruebe una de estas ideas: 

  1. Baile a solas como si estuviera en una fiesta por dos minutos. Toque su canción favorita y  baile sin parar. 
  2. Abrace a sus niños, respire profundo y sienta como el amor entra y sale con cada respiración. 
  3. Respire profundamente tres veces y visualice los detalles de la primera vez que vio a su niño, o mire fotos de esos momentos.
  4. Escriba una cosa que ame de usted, una cosa que ame de su niño y una cosa que ame de su familia. 
  5. Ponga loción en sus manos y dese un pequeño masaje. 
  6. Agregue a su lista diaria de tareas algo exclusivo para usted: prepararse una taza de té, leer su revista favorita o llamar a un buen amigo para divertirse. 

Al dedicarse momentos breves, también le enseña a su niño la importancia de cuidarse a sí mismo.