Vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=dA49i35JUCY

Este video fue creado como herramienta visual para comprender las reacciones de los niños de diferentes edades durante una experiencia traumática. EL video también enfatiza la importancia de un adulto que cuidan de los niños. Mientras vea el video, note, considere y reflexione sobre sus propias reacciones y sentimientos. Esto le ayudará a tomar decisiones de cómo compartirá con los padres en su programa la perspectiva de los niños de diferentes edades y etapas de desarrollo durante una experiencia traumática (¡hasta los bebés se afectan!).

El video demuestra un situación de violencia doméstica, pero el impacto que vemos en los niños es universal. Lo más importante es recordar que los adultos que cuidan de los niños pueden cambiar la trayectoria de trauma. El poder está en nuestras manos.

Este video se trata de las experiencias traumáticas de dos niños. ¿Qué nota que es lo mismo en sus respuestas? ¿Que es diferente? 

Los síntomas pueden ser diferentes en cada edad. La respuesta de cada niño es única. Algunos niños “se recuperan” después de la adversidad; otros muestran una intensa angustia. Las respuestas pueden ir más allá de las reacciones inmediatas a eventos traumáticos. Ellas pueden afectar el cerebro y el sistema nervioso del niño y su salud física en general creando problemas sociales, emocionales y físicos a largo plazo. El trauma afecta a todo el cuerpo y a todo el entorno emocional de la persona que lo sufre. 

Puede ser muy difícil identificar el trauma en los niños pequeños, por lo que es importante estar atentos a los cambios de comportamiento. 

En cualquier edad 

No importa su edad, los niños traumatizados podrían: 

  • buscar o exigir más atención,
  • mostrar agresividad,
  • parecer distanciados,
  • asustarse fácilmente,
  • tener problemas para dormir,
  • tener ansiedad de separación o muestran miedo de ciertos adultos,
  • llorar por razones que los adultos no pueden entender,
  • tener comportamientos regresivos como orinarse en la cama después de haber sido entrenados en usar el inodoro, 
  • mostrar mayor irritabilidad y
  • estar tristes.

Además, ciertos síntomas del trauma pueden aparecer en diferentes momentos durante el desarrollo del niño. 

Nacimiento hasta 2 años 

Los bebés y niños pequeños podrían: 

  • tener problemas digestivos, poco apetito y peso bajo, 
  • poseer habilidades verbales más débiles y más problemas de memoria y 
  • tener respuestas emocionales exageradas (como gritar o llorar).

Edades 3–6  

A medida que los niños crecen, a menudo hay reacciones cognitivas, conductuales y fisiológicas más evidentes. Los niños pequeños podrían: 

  • tener dificultades para concentrarse en la escuela,
  • tener retrasos en el desarrollo cognitivo o demostrar discapacidades de aprendizaje,
  • actuar con ira o agresión en situaciones sociales o imitar experiencias traumáticas de manera verbal o físicamente, 
  • convertirse en ansioso, temeroso o evasivo,
  • tener pensamientos repetidos o intrusivos,
  • desarrollar sentimientos de culpabilidad, baja confianza en sí mismo y sentimientos de desconfianza hacia los demás,lo que afecta su capacidad para establecer amistades, 
  • tener dolores de estómago y/o dolores de cabeza, y
  • revelar elementos del trauma en el juego, el dibujo o el habla. 

Fuentes
“Early Childhood Trauma.” (2010). The National Child Traumatic Stress Network. (2010). http://www.nctsn.org/sites/default/files/assets/pdfs/nctsn_earlychildhoodtrauma_08-2010final.pdf