Aunque algunas de las preguntas de los niños no son fáciles de contestar es importante que su niño sepa que es necesario hacer preguntas. Cuando tengan esas conversaciones, siéntense en un lugar cómodo con el niño cerca de usted. Mientras usted habla sostenga la mano de su niño o dele un abrazo fuerte. Una caricia puede tener efectos duraderos. Las siguientes son ideas para responder a tres preguntas importantes:

¿Qué es un divorcio?
Esta pregunta importante puede surgir en cualquier momento, algunas veces cuando usted menos la espera. Usted podría responder: “Divorcio es cuando dos personas casadas deciden no seguir casadas. Aunque nosotros ya no estemos casados siempre seremos tu mamá y tu papá.

¿Por qué se divorciaron?
Usted podría tener muchas respuestas a esta pregunta, pero es importante recordar que hay ciertas cosas que pueden ser compartidas y otras cosas que no necesitan ser compartidas. Usted podría responder: “Mamá y papá tenían problemas de adultos que no pudimos solucionar, a pesar de haber intentado solucionarlos. Aunque ya no estemos casados nosotros siempre te amaremos. El divorcio no es culpa tuya”.

¿Volverán a estar juntos?
Esta puede ser una pregunta incómoda para usted. Sin embargo, es importante aclararla. Si la respuesta es “no”, entonces debe decirlo. Responda honestamente pero sin dar detalles sobre por qué ustedes no volverán a estar juntos. Usted podría decir: “No, no volveremos a estar juntos, pero siempre seremos tu mamá y tu papá”.