Ser cuidador a menudo significa ajustar antiguas rutinas y aceptar nuevas responsabilidades. Inevitablemente, su niño le hará algunas preguntas difíciles. ¿Por qué el padre lesionado parece enojado? ¿O triste? ¿Cuándo volverán las cosas a ser como antes? Hay maneras apropiadas para la edad de explicar estos cambios a sus niños.

Lea a continuación algunas preguntas que su niño puede hacer y las formas en que usted puede responderlas:

¿Cuándo volverán las cosas a ser como antes?

  • Explique que lograr una mejoría puede llevar mucho tiempo. Explique que a veces, cuando ocurren grandes cambios, se debe tener una “nueva normalidad”.
  • Explique que si bien muchas cosas cambian, otras permanecen iguales. Hable de las cosas que son iguales. Luego, adopte nuevas rutinas que les den estabilidad y esperanza a los niños.
  • El hecho de que las cosas sean diferentes no significa que sean peores. Diferente puede ser bueno e incluso divertido. Podemos celebrar cuánto hemos progresado y cambiado a lo largo de los años.

¿Por qué el padre veterano no parece ser “el mismo de antes”?

  • Si el padre parece estar físicamente igual, usted puede explicarles que el daño o la lesión está adentro de él. “A veces, cuando miras a una persona no puedes ver el dolor, pero el dolor está ahí”. Puede decir el nombre de la lesión si tiene un diagnóstico médico.
  • Ayude a que su niño comprenda que una lesión o enfermedad crónica puede cambiar la forma en que el padre lesionado se siente, habla y actúa. Todo, desde el olvido, el enojo y la frustración hasta el adormecimiento, pueden ser síntomas de esa lesión.
  • Recuérdele al niño que nada de esto es culpa de él, y que él puede ayudar a su familia en los quehaceres de la casa, brindarle a los padres un momento de tranquilidad y que tal como es él, agrega mucha alegría en sus vidas.

¿Por qué el padre cuidador parece estar triste?

  • Asegúrele a su niño que todos, incluido usted, tienen sentimientos. Que aunque los sentimientos sean grandes o pequeños pueden hablar de ellos.
  • Los cambios que involucran el cuidado de un militar veterano pueden producir sentimientos fuertes. Está bien dejar que su niño le vea llorar. Explíquele por qué llora. Dígale que simplemente se siente triste o que está pasando por un día difícil, y que a veces es de ayuda expresar los sentimientos de esta manera.
  • Use sus propios sentimientos para iniciar una conversación sobre los sentimientos que su niño experimenta. ¿De qué manera, segura y constructiva, pueden ustedes juntos expresar sentimientos fuertes? Correr, bailar, escuchar música, hacer arte y respirar profundamente ayuda a dejar salir esos sentimientos.

¿Por qué papá no va a trabajar?

  • Papá/mamá se lastimó cuando estaba en el servicio militar.
  • El primer trabajo de mamá/papá es cuidar de sí mismo. Se está enfocando en cuidar sus lesiones para que podamos pasar tiempo juntos como familia.

Los niños a menudo necesitan palabras para repetirse a sí mismos, y para sus padres, a medida que la familia pasa por momentos especialmente difíciles. Intente algunas de estas:

  • Estamos en casa. Estamos sanos y salvos.
  • Podemos seguir adelante.
  • Es acerca de trabajo en equipo. Todos somos parte de este equipo.

Es normal no saber todas las respuestas y decir que no lo sabe. Asegúrele a su niño que ustedes están aprendiendo juntos. Dígale que ustedes pueden darse el tiempo necesario para sentirse cómodos y con sus nuevas formas de hacer las cosas. Al darle ejemplos de una actitud de esperanza, en medio de la incertidumbre, le ayudará a su niño a prosperar.