Como proveedor de cuidado infantil, usted sabe lo importante que es estar preparado para cualquier eventualidad, incluyendo una emergencia. Use esta lista para añadir otras ideas a su plan de emergencia y su forma de comunicarse con las familias.

  1. Conversar con los niños acerca de las emergencias.
    • Explique que una emergencia es cuando sucede algo inesperado que nos obliga a actuar rápidamente para mantenernos a salvo.
    • Explique a los niños que los ayudantes del vecindario, tal como los maestros, doctores, agentes de policía y bomberos están ahí para ayudarlos.

  2. Crear un plan de emergencia para los encargados del cuidado de su niño. Incluya el nombre de cada niño, los contactos de emergencia e información médica. Imprima copias para colgarlas en su establecimiento y lleve una cada vez que salgan de excursión.
  3. Contactar a los padres.
    • Dé a los padres una copia de su plan de emergencia.
    • Organice una noche de padres para conversar sobre su plan para “Prepararse para las emergencias”. Además, comparta cómo pueden prepararse las familias creando su propio plan de emergencia en casa.
    • Pida a las familias que completen su propio plan y que le den a usted varias copias. Guarde una en la guardería y lleve una cada vez que salga de excursión con los niños.
  4. Crear su propio kit de emergencias. Considere tener una mochila o envase preparado con provisiones para emergencias, tales como agua, meriendas, pañales y toallitas húmedas para aseo personal.