Desarrolle una connexion especial de confianza emocional dándole respuestas apropiadas a la edad. Comience por hacerle comprender que el encarcelamiento del padre no es culpa de él, y que no es motivo para sentirse avergonzado. Los niños muchas veces hacen sus razones equivocadas sobre la ausencia de un padre.

¿Dónde está mi mamá/papá?
Si el padre no ha sido sentenciado: “Mamá/Papá está en un lugar llamado cárcel. Está allí porque es posible que haya roto una regla de adultos que se llama ley”.

Si el padre ha sido sentenciado: “Mamá/Papá estará por un tiempo en un lugar llamado cárcel. Los adultos algunas veces van a la cárcel cuando rompen una regla de adultos que se llama ley. Él no está ahí por algo que tú hiciste. Tú no tienes la culpa”.

¿Cuándo regresará a casa mi mamá/papá?
Si usted no sabe por cuánto tiempo se le ha sentenciado, diga: “No regresará a casa por un tiempo. Estamos esperando que nos den más información. Yo te lo diré tan pronto como lo sepa”.

Si sabe por cuánto tiempo, explíquelo de una manera en que el niño lo pueda comprender. Por ejemplo: “Dentro de tres cumpleaños. Cuando tengas cinco años”.

¿Podré ver a mi mamá/papá?
Si puede visitar: “Podrás visitarlo de vez en cuando. Te dejaré saber cuándo. Mientras tanto, puedes escribirle cartas, hacerle un dibujo o hablar con él por teléfono”.

Si no puede visitar: “No podremos visitarlo, pero puedes enviarle dibujos y cartas cuando quieras. Si hay razones legales por las que no puede haber contacto, es importante respetarlas”.