Los pequeños no tienen el mismo concepto del tiempo que los adultos. A veces, hasta unos minutos les puede parecer una hora, y puede ser difícil para ellos esperar tranquilamente. Aunque no se puede esperar que los niños tengan la capacidad de espera por períodos largos, puede encontrar maneras de pasar la hora de forma entretenida. Intente usar estas estrategias:

  • Déles a los niños un desafío especial como buscar todas las cosas rojas, contar las personas que están haciendo fila, o inventar una historia sobre algo que ven.
  • ¡Haga una caza de letras o palabras! Ayude a los niños a buscar la primera letra de su nombre o a buscar distintas palabras.
  • Explíqueles lo que es el tiempo de manera que puedan entenderlo. Si los niños le preguntan, “¿Cuánto tiempo?” les puede responder, “El tiempo que les toma cepillar los dientes,” o “El tiempo que les toma llegar a la escuela.”

A medida que los niños aprenden más estrategias para ocuparse mientras esperan, ¡más fácil será cultivar la paciencia!