Descargar imprimible

Necesitamos practicar la perseverancia todos los días. Es probable que también haya momentos en que tengamos que hacer una pausa para «reponernos» y poder continuar. En esta ilustración vemos que Grover y su mamá se reponen al respirar profundo y hacer un breve estiramiento de cuerpo. Pregunte: «¿Puedes pensar en un momento en que necesitaste un momento de descanso?». Recuérdele (y usted también) que es absolutamente normal hacer eso, incluso varias veces al día. Tomarse el tiempo para hacer una pausa puede ayudarnos a abordar un desafío con más energía y certeza.