Lanzar Pase lo que pase

Durante una emergencia de salud muchas cosas son diferentes y los horarios y las rutinas pueden cambiar constantemente. Es de gran ayuda recordarles a los niños las muchas cosas que permanecen igual. Contar con ciertas rutinas predecibles puede darnos una sensación de seguridad y ayudarnos a sentirnos más firmes. Considere estos consejos al compartir este cuento:

  • Empiecen por hacer un “recorrido por las ilustraciones” del cuento y deje que su niño las observe. Luego lean el cuento juntos.
  • Para reforzar la idea de que los niños hacen muchas de las mismas cosas que hace Julia, diga cosas como «¿Tú también te cepillas los dientes? ¿Qué otras cosas hacemos todos los días?».
  • Haga pantomimas de lo que ve, por ejemplo, cepillarse los dientes o comerse una manzana.
  • Hágale preguntas divertidas a su niño sobre las ilustraciones, como «¿Nos cepillamos los dientes con una banana?».
  • Mire las caras de los Muppets y ayude a los niños a nombrar los sentimientos (feliz, tranquilo, emocionado, juguetón, interesado, y otros). Intenten imitar esas caras. ¿Cuáles son otros sentimientos que ambos pueden expresar en sus caras (triste, divertido, cansado, enojado)?
  • Ayude al niño a hacer un dibujo de una de sus actividades favoritas que él hace todos los días. Los demás miembros de la familia también pueden hacer un dibujo. Muéstrelos como un recordatorio de que, al igual que en la familia de Julia, ustedes también pueden hacer algo que aman todos los días… pase lo que pase.
  • Introduzca una nueva rutina para hacerla a una hora determinada todos los días por el día o por la noche. Por ejemplo, pueden cantar juntos una canción antes de la cena, despertar a los niños de manera especial (como tres besos en la frente) o estirarse juntos antes de acostarse.