Descargar imprimible

Durante y después de una experiencia traumática, nuestro cerebro puede ser “secuestrado” por el miedo, la ansiedad o el enojo. Hacer una actividad no verbal como colorear o armar un rompecabezas juntos puede ayudarnos a reconectarnos y “despejarnos”.

Esta página para colorear ayuda a los adultos a comunicar ideas importantes a los niños sin decir una palabra. Podemos relajarnos juntos. Podemos pasar un buen rato juntos. Podemos concentrarnos. Estoy aquí contigo. Podemos hacer algo hermoso, incluso cuando el mundo que nos rodea se siente feo. Los niños pueden usar crayones o marcadores. Los lápices de colores o los marcadores de punta fina funcionan bien para que los “adultos” coloreen las áreas con detalles, pero los crayones también funcionan. Los siguientes con otros consejos:

  • Si es posible, padres y niños deben sentarse uno al lado del otro en un lugar tranquilo que tenga una superficie.
  • Los adultos pueden invitar a los niños a elegir qué parte colorear primero. Eso les dará una sensación de control cuando gran parte de sus vidas no está bajo su control.
  • Los niños colorean el dibujo grande, los adultos colorean el fondo más detallado.
  • No hay una forma correcta o incorrecta de colorear; el objetivo es sentarse juntos y relajarse. ¡También es bueno sentarse sin hablar!
  • Utilice los consejos y las preguntas en la parte inferior de la página y, si es posible, exhiba el dibujo.
  • Los niños también pueden dibujar en el reverso de la página. Explique que dibujar es una excelente manera de expresar cómo se siente, sin usar palabras.