Los sentimientos de su niño vienen en todas formas y tamaños. Note las señales de sentimientos fuertes como estrés, temor, vergüenza, enojo, tristeza y frustración. Esos son signos de que su niño está teniendo sentimientos fuertes.

  • Grita o llora repentinamente
  • Tiene dificultad para dormir
  • Siente un apego inusual
  • Golpea
  • Come más o come menos de lo habitual
  • Sonríe o ríe menos
  • Siente temores nuevos
  • Se orina en la cama

Ayude al niño a expresar sus sentimientos

  • Recuérdele que todos los sentimientos son normales.
  • Hable de sus propios sentimientos con el niño.
  • Diga el nombre de cada sentimiento: “Parece que está sintiendo (tristeza, temor, retraimiento…)”.

Los niños pueden tener dificultad para hablar de sus sentimientos cuando están viviendo momentos difíciles. Intente hacer estas estrategias:

  • Pídale que ponga sus manos sobre su estómago y que lentamente respire profundo tres veces.
  • Haga una pausa para inflar el “globo de la calma”. Dele un globo imaginario y pídale que lo “infle” soplando fuertemente. Después pueden simular que “sueltan” el globo al aire.
  • Pídale que haga una pausa para oler un pastel de cumpleaños imaginario y soplar las velitas. Inspirar por la nariz y expirar por la boca ayuda a calmar al niño. ¡Háganlo juntos!