Cuando los niños saben cuánto los quieren sus padres, se sienten más confiados, tienen más empatía y se comportan mejor en la vida 

 Estas son algunas de las maneras en las que los padres pueden mostrar sus sentimientos a sus niños:  

  • No hace falta una ocasión especial para decir: “Te quiero”. Diga “Te quiero” cuando se despidan durante el día o al dar las buenas noches. Diga “Te quiero” cuando los niños hagan algo divertido o interesante. Cuando los niños están tristes o preocupados, un “Te quiero” les consuela ¡Y por supuesto, decir “Te quieroespontáneamente siempre es maravilloso! 
  • Para los niños es muy importante que sus padres les digan que están orgullosos de ellos. Cuando un niño hace un buen trabajo al recoger, cepillarse los dientes, patear una pelota o hacer un dibujo, intente decir: “¡Estoy orgulloso de ti!”. Es una manera muy fácil de desarrollar su confianza y que esté preparado para los nuevos retos. 
  • Los padres pueden ser afectuosos físicamente. Diga a sus niños que los quiere, ¡y muéstrelo también! Abrazar con frecuencia a su niño lo ayuda a sentirse seguro y comprendido