La mayoría de las actividades de movimiento pueden adaptarse para niños más pequeños, mayores o grupos de edades mixtas.

Bebés

  • Provea una superficie abierta y segura para que los bebés se muevan libremente.
  • Ponga materiales apropiados para la edad sobre una frazada y anime a los pequeñitos a alcanzar, agarrar, rodar o gatear hasta los objetos.
  • Sostenga un bebé en los brazos mientras canta y se mueve a ritmo de una canción. Anime a que los demás niños bailen también.
  • Acueste de espalda a los bebés y mueva sus brazos o piernas suavemente, imitando algunos movimientos que hacen los demás niños, tales como marchar o volar como un pájaro.

Edad escolar

  • A esta edad, a los niños les encanta ser “asistentes”; pídales que le ayuden a preparar las actividades o que sean el compañero o “maestro” de un niño menor que ellos.
  • Anímelos a demostrar a los niños menores sus destrezas físicas (saltar, patear, lanzar y atrapar). Esto aumentará la confianza en sí mismos de los niños mayores, a la vez que motivará a los más pequeños.
  • Desafíe a los niños a que se muevan durante más tiempo que los menores; estos últimos pueden sostener la actividad por menos rato.
  • Pida a los niños mayores que asuman el rol de liderar una actividad o inventar un juego nuevo.
  • Pídales que preparen  una pista de obstáculos segura para los niños menores, ya sea adentro o afuera.
  • Si hay varios niños mayores, pídales que inventen un baile y que lo presenten a los demás.