Su niño puede tener conducta intimidatoria o ser víctima de intimidación, incluso en el preescolar. Pero no todos los comportamientos agresivos son actos de intimidación. El término es a menudo mal entendido y mal utilizado. Algunas preguntas comunes sobre el tema de la intimidación son:

 

  • ¿Qué es intimidación? Intimidación es un comportamiento específicamente agresivo en el que un niño o grupo de niños con más poder (más grandes, mayores o tienen más amigos) actúa con la intención de lastimar a otro niño y el comportamiento hostil generalmente se repite. La intimidación se da de muchas formas e incluye física (golpes y patadas) y emocional (apodos humillantes y exclusión social).
  • ¿Es bromear lo mismo que intimidar? Las bromas son en realidad muy comunes en las relaciones de juego de los niños, similar a como los adultos usan el sarcasmo para vincularse o conectarse con alguien. Entre amigos uno puede bromear amistosamente con el otro en vez de radicarse en una dinámica de poderío donde una persona toma el control y humilla o minimiza a la otra persona.
  • ¿Es el apodo una forma de intimidación? Si el apodo es un patrón recurrente, caracterizado por un propósito de control, con la intención de usar el apodo para humillar al niño y hacerlo sentir mal, entonces es una forma de intimidación.
  • ¿Cómo sé si mi niño está siendo intimidado? Las señales que su niño podría darle: no quiere ir a la escuela; expresa preocupación por la ropa que viste o lo que lleva a la escuela; tiene cambios inexplicables en dormir, en el apetito y tiene episodios de llanto repentinos.
  • ¿Qué debo hacer si mi niño está siendo intimidado? Recuerde que ser víctima es aterrador para un niño, por lo que es importante que usted lo haga sentir tranquilo y protegido. Mantenga la calma, escuche a su niño y no se apresure en reaccionar de manera emocional. Recuerde, la intimidación es un acto planeado por alguien que tiene poder sobre su víctima. Absténgase de decirle a su niño que enfrente a un acosador ya que esto puede ponerlo en mayor riesgo de ser lastimado. Elógielo por contarle lo que pasa y por darle los datos para que usted esté en una mejor posición para ayudarlo.
  • ¿Cómo sé si mi niño está intimidando a otros niños? Un indicador es si los maestros le informan que su niño tiene comportamiento agresivo repetitivo con sus compañeros. También si usted observa que intimida a sus hermanos. Es importante comprender las razones que provocan esta agresión intencional y hacer lo necesario para buscar una solución.
  • ¿Es la intimidación un rito de iniciación? Si lo es, los adultos no deben aceptar ni ignorar este comportamiento hiriente y dañino por ningún motivo.
  • ¿Llamo a los padres o a la escuela? Casi siempre es mejor ponerse en contacto con el director del centro o la escuela para plantear su preocupación y pedir que el director llame a los padres. Es bueno tener una tercera persona en esa conversación. Si usted llama por teléfono a los otros padres y les dice: “Creo que su niño está intimidando a mi niño ”, aunque usted hable con tranquilidad, podría provocar un rechazo o una reacción negativa. Poner a alguien a la defensiva, aunque exista una amistad, podría crear una situación de discusión sin fin o de dime que te diré.
  • ¿Cómo pueden ayudar los amigos? Si su niño ve que otro niño está siendo intimidado, dígale que busque a un adulto de confianza que lo escuche e intervenga.

 

Extraído de Sesame Street: ¡Listos para la escuela! Una guía para padres para el aprendizaje divertido para niños de 2 a 5 años de edad por Rosemarie Truglio, Ph.D., Senior Vice Presidente de Currículo y Contenido