¡Así lavo mis manos!

  • Nos lavamos las manos con frecuencia durante al menos 20 segundos. Los momentos importantes para lavárselas son: después de estornudar o toser, antes de comer y después de usar el baño.
  • Asegúrese de que los niños puedan alcanzar fácilmente el lavamanos, el jabón y la toalla. Si no hay jabón disponible, use un limpiador de manos a base de alcohol (60-90%).
  • Pídales que canten toda la canción del alfabeto mientras lavan sus manos, para que sepan cuánto tiempo deben lavarse.

¡No tocarte la cara!

  • Tocarse la cara es normal. Los humanos nos tocamos la cara un promedio de varias veces por minuto. Pero mantener las manos alejadas de la cara realmente puede ayudar a prevenir la propagación de gérmenes.
  • Use palabras positivas para alentar a los pequeños a mantener sus manos lejos de su cara. Diga: “Me gusta que no te estés tocando la cara en este momento”.

Taparse la boca

  • Al toser o estornudar, nos cubrimos la boca y nariz con un pañuelo desechable y después lo tiramos a la basura. Si no tenemos un pañuelo a mano, tosemos o estornudamos en la curva del brazo para mantener las manos limpias de gérmenes.
  • Ayude a los niños a practicar la tos en la curva del brazo. Muéstreles cómo el codo hace una pequeña curva cuando doblan el brazo y recuérdeles “toser en la curva ”.