Descargar imprimible

Cuando los adultos proyectan confianza y optimismo sobre un futuro mejor, los niños naturalmente se sienten más seguros. Usted puede copiar esta hoja y dejarla en un lugar al alcance de los padres. Los padres y niños pueden leer en voz alta este poema, usando los íconos para saber quién debe leer cada parte. Mientras comparten estas ideas importantes que los niños necesitan escuchar, los padres también ayudan a los niños a desarrollar confianza en su lectura mientras señalan y leen en voz alta las mismas dos palabras: “¡Lo tenemos!”. Muchos versos del poema son estrategias esenciales que los niños deben recordar:

  • Respirar hondo y estirarse hacia el cielo. (Estas son estrategias que los niños y padres pueden hacer en cualquier parte, y pueden ser una rutina matutina.)
  • Recordar que no es su culpa. (Es muy común que un niño piense que algo malo ocurrió por algo que hizo.)
  • Encontrar ayuda y mantener la esperanza. (Recuerde a los niños que es muy valiente pedir ayuda y que, al mantener la esperanza y el optimismo, sus familias pueden seguir adelante.)
  • Abrazarse y mantenerse unidos. (El contacto amoroso hace mucho ayudando a que los niños sin hogar se sientan seguros y queridos.)
  • Recordar que esto no es para siempre. (Es una ayuda para los niños recordar que su situación es solo un momento en la historia de su familia. Desafortunadamente, a veces se da el caso de que los padres y niños se separan. En ese caso, si usted es el proveedor que les lee el poema a los niños, podría terminar con la frase “Todo se pondrá mejor.”)

Los padres pueden pensar en otras ideas para agregar al poema, y anotarlas atrás (no es necesario que rimen). Pueden leer el poema juntos una y otra vez. De ser posible, pueden colgarlo en un espacio personal, o doblarlo para llevarlo en el bolsillo o cartera junto a sus pertenencias.