Lanzar Los sorbos del verano

Las bebidas como la soda y el jugo con azúcar añadida no son saludables para los niños pequeños. También, pueden causarles alzas de peso, llevar a la obesidad, y producir caries en los años tempranos. A medida que crecen, puede llevarles a antojos pocos saludables. Cambios rápidos del azúcar sanguínea pueden provocar cambios de ánimo.

La buena noticia es que puede ser divertido y fácil lograr que los niños beban más agua. Comparta este cuento con los niños. Luego, intente una de las recetas para preparar el “agua frutal” del cuento, o invite a los niños a ser creativos, inventando su propia receta. Tenga en cuenta:

  • ¡Cuando no tiene azúcar, la fruta en lata o congelada es igual de nutritiva que la fruta fresca!
  • ¡Los niños en edad preescolar tienen que beber más agua cuando están activos físicamente o cuando hace calor afuera!
  • Beber agua entre las comidas y meriendas fomenta la salud oral porque sirve para enjuagar la comida de los dientes de los niños.
  • Planifique descansos para beber agua antes y durante el juego activo.
  • ¡Deje que su niño la vea bebiendo agua!
  • Mantenga los vasos para los niños a su alcance y cerca del fregadero para que los niños más grandes puedan servirse solos.
  • Por seguridad, corte las frutas en pedazos tamaño de bocado (los niños pueden comerlas desde el fondo del vaso con una cuchara después de beber el agua). Machaque frutas más pequeñas como arándanos y berries (o píquelas del tamaño de un guisante).

Jardines comunitarios

Señale las frutas que los amigos cultivaron en el jardín comunitario. Estos jardines pueden ser una excelente manera de obtener comida sana y también de participar en el barrio, y muchas hacen donaciones a despensas de alimentos. Para encontrar uno que esté cerca de usted, ingrese su código postal aquí (en inglés).

*Más información sobre riesgos de asfixia (vea esta lista de recomendaciones, según la edad)

  • Se debe partir por la mitad las cerezas y uvas.
  • Se debe sacar las semillas de las cerezas, los duraznos, las ciruelas, y los damascos; los pedazos de sandía no deben tener semillas.
  • Quite la piel y corte en rodajas la fruta con piel, como las manzanas y los duraznos.