Si usted u otros miembros del hogar son trabajadores esenciales, toda la familia puede sentirse orgullosa. Ese orgullo puede crear un sentido de importancia y propósito para todos. Por supuesto, su posición tiene desafíos únicos. Estas ideas ayudan a que la experiencia de todos sea más fácil.

Igual pero diferente

Cuando el trabajo de un miembro de la familia es de mayor riesgo, todos deben seguir cuidándose mucho más, incluso cuando el distanciamiento físico disminuya en algunas partes del país. Eso podría hacerlos sentir más aislados a medida que pasa el tiempo.

Su trabajo, y la experiencia de su niño de verlo ir y venir, puede verse y sentirse muy diferente de una semana a otra. Eso puede causar aún más preocupación, incertidumbre y ansiedad para todos en el hogar. Los niños pueden sentirse confundidos y ansiosos porque las rutinas diarias siguen cambiando e incluso aunque ahora salgan fuera de la casa todos se están adaptando constantemente a nuevas formas de hacer las cosas, lo que puede ser agotador.

Explíqueles que al igual que cuando esto comenzó, usted está entrenado para hacer su trabajo y que usted y sus compañeros saben cómo protegerse. Explíqueles que en su trabajo están hablando sobre nuevas reglas y que todos están ayudándose entre sí para adaptarse a esos cambios.

¡Buscar corazones!

Todos posiblemente disfruten ver dibujos de corazones o de arco iris como agradecimiento a los trabajadores esenciales. Motive a los niños a “buscar corazones”. ¿Cuántos pueden contar cada vez que salen? El mundo entero está agradeciéndole a usted, un superhéroe de la vida real, por servir a su comunidad en tiempos difíciles.

La familia como equipo

Hable con los niños de que así como usted en el trabajo es parte de un equipo, todos en la familia también son un equipo y tienen su propio trabajo importante. Eso significa que todos seguirán haciendo las mismas cosas para mantenerse sanos, como lavarse las manos, guardar la distancia, dormir lo suficiente y comer alimentos nutritivos. También es bueno que los niños ayuden con los quehaceres domésticos, ganarán un sentido de responsabilidad y le ayudarán a usted a concentrarse en su trabajo con tranquilidad.

También recuérdeles que no importa lo que cambie o lo que permanezca igual o cuánto tiempo dure esto, su familia no está sola; vecinos, amigos y otros miembros de la familia desean ayudarlos.

Incluso cuando ya los niños hayan crecido recordarán que ustedes fueron valientes y positivos en medio de grandes desafíos y cambios. Usted puede ayudar a su familia a construir una base de fortaleza y resiliencia para toda la vida.