¡Los niños son curiosos por naturaleza desde el día en que nacen! Usted puede fomentar la curiosidad de maneras sencillas durante la rutina diaria para incentivar el desarrollo del cerebro.

0 a 24 meses: Al notar que los bebés tratan de alcanzar las cosas fuera de su alcance y poner todo en la boquita, es evidente que su curiosidad sobre el mundo a su alrededor está en acción. Los niños absorben todo, y hacen conexiones sobre lo que ven y oyen. Antes de los 12 meses, puede observar a los bebés agitar, pegar y tirar las cosas para entender lo que son. Al acercarse a un año de edad, pueden empezar a usar los objetos de manera correcta (beber de una taza en vez de golpearla en la mesa) porque están usando información que han recogido para hacer conexiones. La repetición de palabras y experiencias también pueden ayudar a los niños a aprender. (Si su libro favorito es sobre un conejo, y escuchan la palabra “conejo” y ven a un “conejo” cuando van al zoológico, pueden aprender la palabra, conectarla al objeto y a la larga decirla en voz alta).

Usted puede hacer lo siguiente:

  • Crear un entorno sano y abierto para que sus niños puedan moverse y explorar.
  • ¡Leer libros juntos y hablar y nombrar las cosas a su alrededor!

Dos años de edad: Sacar todos los papeles de la caja de pañuelos o abrir y cerrar la puerta una y otra vez son maneras con las cuales los niños demuestran la curiosidad sobre cómo funcionan las cosas. El sentido de la curiosidad le dice al cerebro que debe absorber y guardar nueva información. Puede que los niños se vuelvan más observadores e imiten sus caras y voces. Por ejemplo, pueden hablar con su teléfono de juguete mientras usted habla por su teléfono. Imitar y practicar estas actividades ayudará a informar al cerebro para que haga estas actividades en la vida real.

Usted puede hacer lo siguiente:

  • Fomente la exploración escondiendo juguetes alrededor del cuarto y pidiéndole a su niño que los busque.
  • Déles a los niños juguetes u objetos que incentiven los juegos de simular y estimulen su imaginación.

Tres años de edad: A medida que el lenguaje se desarrolla, los niños empiezan a hacer preguntas infinitas tipo “¿Por qué..?” y “¿Cómo…?”: “¿Por qué el cielo es de color azul?”, “¿Por qué los bebés lloran tanto?”, “¿Cómo es posible que mis peces puedan vivir bajo agua?”. Los niños pueden empezar a resolver algunos problemas y conflictos por su cuenta (ayudando a un hermano a reconstruir una torre de bloques después de tirarlos abajo sin querer).

Usted puede hacer lo siguiente:

  • Manténgase al tanto de las preguntas importantes que su niño hace a lo largo del día y, juntos, traten de encontrar las respuestas, buscándolas en un libro o en Internet.
  • Fomente la imaginación de los niños y sus habilidades de pensamiento crítico, invitándolos a usar distintos objetos cuando hagan juegos de imaginación. Esto los ayudará a considerar ideas que no tienen a la mano.

Cuatro años de edad: Los niños desean aprender y puede que usen nuevo vocabulario para hacerle preguntas más detalladas con el objetivo de encontrar las respuestas. Están empezando a hacer planes, y posiblemente usen dibujos o actúen las ideas que quieren representar (por ejemplo: ven afuera un camión y piensan en cómo dibujarlo).

Usted puede hacer lo siguiente:

  • Hagan una lista antes de hacer las compras o planifiquen el horario del fin de semana para practicar cómo hacer planes.
  • Mientras hace las tareas domésticas, explíqueles lo que está haciendo y por qué, y de esa manera les dará información que puede estimular su interés.

Cinco y seis años de edad: Los niños pueden demostrar interés en buscar información de recursos diferentes (de los adultos, los libros y la televisión) para encontrar las respuestas a sus preguntas. También están empezando a analizar los problemas, buscar más de una solución a algo y decidir cuál es la mejor solución.

Usted puede hacer lo siguiente:

  • Ayude a los niños a explorar más sus intereses. Si tienen interés en los animales, visiten la biblioteca para encontrar libros sobre los animales o busquen en Internet para ver imágenes de varios animales.
  • Fomente la experimentación con diferentes medios de arte: pintura, acuarela, plastilina, entre otros.