Debido a la actual pandemia del COVID-19, regresar a la escuela puede ser aún más estresante y sentirse muy diferente para muchos niños y familias. Ya sea que su niño regresa a la escuela a tiempo completo, estudia desde casa o una combinación de ambos, hay cosas que usted puede hacer para que la familia se sienta esperanzada, emocionada y lista para aprender.

Explíquele a su niño que cuando nos embarcamos en una aventura, es importante estar preparados. Luego invítelo a que ayude a hacer algunas cosas para preparar a toda la familia para la aventura del regreso a la escuela.

Si los niños regresan a la escuela:

  • Hablen de lo que puede esperar en la escuela. Su niño podría preguntar, «¿Tendré que usar mi máscara todo el día? ¿Puedo abrazar a mis amigos? ¿A quién voy a ver? ¿Podré comer en la cafetería? Conteste las preguntas lo mejor que pueda y prepárese para repetidamente asegurarle que él puede hacer cosas difíciles y que encontrará adultos que le ayudarán a recordar las nuevas reglas que debe seguir.
  • Hablen de lo que será diferente y lo que seguirá igual. Aunque algunas cosas en la escuela se harán de manera diferente, ¡podrás ver a tus amigos, divertirte y aprender! Haga una lista de las rutinas que se pueden mantener incluso cuando comience la escuela.
  • Practicar y jugar. Recuérdele a su niño que además de las nuevas reglas para mantenerse sano, también hay comportamientos en la escuela como estar callado, escuchar a los demás, levantar la mano para hablar, permanecer en su propio asiento y otras. Jueguen a la escuela para ayudarlo a practicarlas y a prepararse.
  • Crear un espacio para estudiar en casa. Incluso si su niño va a la escuela a tiempo completo, es una buena idea estar preparados para cuando tenga que estudiar en casa.

Si los niños estudian en casa:

  • Designe espacios en la casa para estudiar, jugar y relajarse. Crear un espacio para estudiar en casa (un tapete en el suelo con una bandeja móvil funciona), ayuda al niño a hacer el “cambio” mental entre el comportamiento en la casa y en la escuela. Piense también en crear un lugar cómodo y acogedor. Los niños aprenden mejor si se sienten tranquilos y protegidos. Ayuda mucho tener un lugar especial para respirar profundamente, relajarse o leer un buen cuento.
  • Hablen sobre tiempo de “yo” y tiempo de “nosotros”. Si su niño estudia en casa, significa que usted está trabajando en casa y también facilita el estudio en casa. Puede resultarle difícil hallar un equilibrio. Dígale a su niño que ahora cada uno tiene un trabajo que hacer y algunas veces cada uno necesita tiempo para enfocarse en el trabajo propio. Tranquilícelo diciéndole que también tendrán tiempo para hacer cosas que ambos disfrutan hacer. Si puede, dedique un rato cada día para divertirse juntos.
  • Practicar con la tecnología. Antes de que su niño empiece la escuela virtual, haga una prueba para asegurarse de que él pueda interactuar con sus compañeros de clase, recibir y entregar las tareas. Invítelo a ayudar a crear un espacio cómodo para él.

Si los niños estudian en la casa y en la escuela:

  • Practique en casa las reglas de la escuela. Por lo general existen más expectativas de comportamiento en la escuela que en casa. La enseñanza híbrida significa que los niños deben practicar las reglas de la escuela cuando estudian en casa. Hable con su niño sobre lo que se espera de él. Practiquen en casa lo que hace en la escuela como sentarse en silencio, estar quieto y levantar la mano para hablar.
  • Celebre a su equipo de enseñanza. Incluso en tiempos “normales” los padres y maestros son parte de un equipo de enseñanza. Ahora más que nunca los adultos en la vida de los niños deberán hablar claramente, hacer preguntas, dar las gracias y tener paciencia. Recuerde que ¡todos estamos juntos en esto!
  • Siéntase cómodo con la tecnología. A veces la tecnología puede ser más difícil de entender para los adultos que para los niños. Antes de que su niño comience la escuela virtual, hagan una prueba para asegurarse de que él pueda interactuar con sus compañeros de clase, recibir y entregar las tareas.

Para todos los niños

  • Dele mucho cariño. En tiempos de grandes cambios, el cariño les da a los niños tranquilidad y seguridad. Dedique tiempo con regularidad para hablar con él. Piense en crear un espacio cómodo y acogedor donde el niño (y los adultos) se puedan relajar y reponerse de vez en cuando.
  • Mantenga las rutinas. Ahora más que nunca los niños se alegrarán al saber que no todo es diferente. Los momentos rutinarios como vestirse, cepillarse los dientes y juntos leer cuentos a la hora de acostarse, les da un sentido de seguridad durante una transición. Eso también es importante para los adultos.
  • Practique los hábitos saludables. Hay muchas cosas que usted no puede controlar en estos momentos, pero sí puede tomar decisiones saludables. Comer alimentos nutritivos, mover el cuerpo y descansar es bueno para animar a toda la familia.
  • Concéntrese en lo positivo. Cada día, hagan juntos una lista de tres cosas positivas.
  • Felicítense a menudo. Felicite a su niño. Resalte las cosas que hacen que él sea especial. Hable de los logros que él hace. Aplauda lo que él está aprendiendo y lo mucho que está creciendo. ¡Y no olvide de festejarse usted mismo! Celebrar los éxitos nos ayuda a crear confianza en nosotros mismos.

No importa cómo siente su familia la aventura del regreso a la escuela, sepa que hay cosas que pueden hacer para prepararse para aprender.