Los niños exploran el mundo que los rodea y, por eso, es importante asegurar que su entorno sea un lugar seguro donde estén a salvo de todo peligro. Siga estos consejos para garantizar la seguridad de los niños tanto adentro como afuera ¡todos los días!

Usted ya sabe que ¡su niño se mueve más y más rápido cada día! Mientras empieza a explorar el mundo a su alrededor, hay muchas maneras en las que lo puede mantener seguro.

Dentro de la casa:

  • Coloque los muebles, televisores y decoraciones en la pared de manera firme para que
    no se caigan.
  • Guarde los dispositivos electrónicos que contienen pilas fuera del alcance de su niño.
    Las pilas pueden ser tóxicas y dañinas si se tragan.
  • Asegúrese de no tener al alcance juguetes con piezas pequeñas que puedan ahogar al niño.
  • Asegúrese que todos los juguetes, maquillaje y pintura en el hogar estén libres de plomo.
  • El plomo es un metal que puede envenenar a su niño si lo absorbe, causando daños al
    cerebro, los huesos y los músculos.
  • Instale barras protectoras en las ventanas en los pisos superiores.
  • Si su niño tiene menos de cinco años de edad, evite darle comidas en pedazos que sean
    pequeños y redondos que lo puedan ahogar, por ejemplo: nueces, uvas y palomitas.
  • Mantenga fuera del alcance de su niño las vitaminas, medicinas, detergentes, y provisiones
    de limpieza, en un lugar bien cerrado. Mantenga en un lugar visible el número de teléfono
    del Centro de Control de Intoxicación y Envenenamiento (Poison Control Center).

Fuera de la casa:

  • Coloque al niño correctamente en el asiento de seguridad cada vez que viajen en carro.
  • Revise la etiqueta para asegurarse que el asiento sea el apropiado para su edad,
    peso y estatura.
  • Tan solo unas pocas pulgadas de agua pueden ser peligrosas. Vigile a su niño mientras
    esté en la tina, una piscina, cerca de fuentes y contenedores de agua.
  • Los pequeños no saben cuándo tomar un descanso, así que vigile el tiempo que pasan
    en el sol. Aplique protector solar frecuentemente y ¡no se olvide de darles mucha agua!
  • Para eliminar los gérmenes, especialmente antes de las horas de comer, ayude a su
    niño a lavarse las manos con jabón y agua.