Vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=TlDtpeoAZZA

Mientras observa, piense sobre la idea de que los niños tienen una “identidad escolar” y una “identidad del hogar”. Analice las maneras de unir el hogar y la escuela de una manera que enriquezca, expanda y refuerce el aprendizaje. Una forma es alentar a los niños a ser “maestros” en el hogar al explicar y demostrar a sus familias lo que han aprendido en la escuela. Los niños adquieren confianza en sí mismos cuando comparten lo que saben.

Los niños pueden tener las mismas responsabilidades en diferentes entornos, pero las rutinas los ayudan a conectar las lecciones entre la escuela y la casa. Observe qué es lo mismo y qué es diferente en las rutinas de poner la mesa y lavarse las manos en la escuela y en la casa, y considere estas preguntas:

 

1. Hacer las mismas tareas en la escuela y en la casa ayuda a los niños a crear confianza en sí mismos en ambos entornos. Cuando ellos saben qué esperar, saben qué se espera de ellos. ¿Qué tareas hacen los niños bajo su cuidado que probablemente también hacen en la casa?

 

2. La rutina escolar de comer en grupo es una excelente manera para fortalecer las relaciones del niño con sus compañeros y adultos. ¿Cómo podría usted añadir algo especial para que los niños interactúen cuando comen en grupo?