Para un niño el mundo es un lugar enorme. Todos los días hay cosas nuevas que aprender y nuevas habilidades que conquistar. A veces eso puede ser abrumador. Sentirse seguro de sí mismo es un componente importante para el éxito. Aún así, el éxito rara vez ocurre al instante. La confianza en sí mismo también le permite al niño ser un explorador, arriesgarse a fallar en el primer, segundo o décimo intento, pero intentarlo una y otra vez hasta alcanzar la meta.

Un vistazo a los éxitos anteriores

A veces nos concentramos tanto en lo que todavía debemos aprender, en lo que nos espera, que nos olvidamos de todo lo que ya hemos aprendido. Recuérdele al niño que él puede lograrlo. ¡Su niño ya ha aprendido mucho!

  • Miren juntos sus álbumes de fotos. Hablen sobre las cosas que su niño aprendió cuando era más pequeño y reviva todos sus logros hasta este momento. Dele apoyo positivo: ¡Eres excelente para aprender cosas nuevas!
  • Pregunte: ¿Cuáles crees que son tus mejores cualidades? ¿Qué te hace sentir orgulloso de aprender a hacer? Es posible que usted se sorprenda con las respuestas. Mientras le habla podría también preguntar qué lo hace sentir frustrado; saber eso es importante.

 

Estamos juntos en esto

Es importante recordarle al niño que él seguirá aprendiendo durante toda la vida. Explíquele que los adultos también siempre están aprendiendo algo nuevo y que eso no siempre es fácil. Háblele de algunas de sus propias dificultades y de sus éxitos recientes.

  • Rete a toda la familia a aprender algo nuevo juntos, como un nuevo paso de baile o a bailar el hula-hula. Permita que su niño lo vea practicando con empeño para aprenderlo. Después de todo, usted es el mejor ejemplo para todas las estrategias que está tratando de fomentar en su niño.
  • Es un estímulo para la confianza en sí mismo cuando otros reconocen nuestros esfuerzos. De vez en cuando honre a un miembro de la familia. Cuando estén cenando cada persona puede agregar algo especial sobre la persona honrada, como «No se desanimó y aprendió a saltar. Me dio un abrazo y me animó, de la forma en que siempre anima a la gente», y otras cosas. Podría hacer una corona o decorar un plato especial para quien están honrando.

 

Paso a paso

Aprender cosas nuevas lleva tiempo. Explíquele a su niño que tal vez todavía no pueda hacerlo, pero lo hará muy pronto.

  • Divida la habilidad que está aprendiendo en pasos más pequeños. Asegúrese de apreciar y celebrar el dominio de cada nuevo conocimiento.
  • Elija un proyecto de cocina divertido para hacer juntos, por ejemplo, explicar que un panecillo no surge de la nada. Hay que conseguir los ingredientes, medir, mezclar, picar, verter y por último, hornear. ¡Un paso a la vez!
  • Hable sobre el «diálogo interno» positivo cuando las cosas parezcan difíciles. Podría incluso escribir frases en tiras de papel y colgarlas en un lugar donde su niño las vea si se siente frustrado: «¡Yo puedo hacerlo! Quizás todavía no lo hago, ¡pero apuesto a que pronto lo haré! ¡No me desanimo! ¡Triunfaré! ¡Yo creo en mí mismo!».
  • Recuérdele que debe respirar profundo unas cuantas veces si se siente frustrado o que se retire a su lugar seguro si necesita un momento para reagruparse. A veces es importante presionar el botón para volver a empezar.
  • Esté preparado para escuchar a su niño si las cosas se ponen difíciles. Valide su frustración: «Veo que lo estás pasando por un mal momento. Busquemos una estrategia sobre lo que debemos hacer». Enfatice que usted siempre estará presente si él necesita ayuda o estímulo adicional.

 

¡Celebre los logros!

  • Celebren cada nuevo logro. No con un vago «¡Muy bien!», sino con algo específico como «¡Vaya! Seguiste intentándolo hasta que tú solito pudiste leer todo el cuento». También puede ponerle una nota de felicitación en la lonchera o debajo de la almohada por la noche.
  • Asegúrese de que su niño sepa lo orgulloso que usted está de él no solo por lo que finalmente logró, sino también por el esfuerzo y la perseverancia que demostró tener para seguir adelante. Recuerde que los abrazos son siempre una buena estrategia. ¡Lo lograste!