Cuando su pequeñito se siente enfermo, ir al doctor puede resultar difícil para los dos. Considere estos consejos para hacer que la experiencia sea positiva:

Antes:

  • Llame al consultorio del doctor y explique lo que está pasando y sus preocupaciones. Comparta con el doctor o a la enfermera el historial médico de su niño. Pregunte si necesita ir al servicio de emergencias o a un centro de urgencias.
  • Haga una lista de las preguntas que quiere hacer durante la consulta.
  • Lleve su tarjeta de seguro médico, los certificados de vacunas, una lista de los medicamentos que su niño toma y los datos de contacto de su farmacia.
  • Explique a su niño adónde van y por qué. Infórmele que la doctora y el enfermero la ayudarán a descubrir por qué se siente enfermo y sabrán hacerlo sentirse mejor.
  • Lleve algo que sirva para reconfortarlo, tal como un animal de peluche favorito.

Durante:

  • Si el doctor le receta medicamentos, asegúrese de comprender cómo y cuándo dárselos a su niño.
  • Pregunte al doctor o a la enfermera qué puede esperar que suceda y por qué motivo necesitaría darles una llamada o volver al consultorio del doctor.

Después:

  • Pase a recoger los medicamentos que le recetaron y deje que el farmacéutico le responda las preguntas que usted tenga.
  • Cuéntele a su niño cómo lo va a cuidar y explique que los medicamentos lo harán sentirse mejor.
  • Si otra persona va a cuidar a su niño, transmítale toda la información importante acerca de los medicamentos que tiene que tomar y cuáles son los síntomas que debe observar atentamente.