Los niños pequeños están desarrollando sus cuerpos constantemente de maneras nuevas: aprenden a saltar, a trepar, y a brincar y cada habilidad fortalece la otra. El desarrollo de las habilidades gruesas, o de los músculos grandes, aumenta la fuerza, coordinación, y confianza del niño. A continuación hay sugerencias sobre cómo usted puede fomentarlas:

  • Invite a los niños a andar en un triciclo u otro juguete de pedalear.
  • Invite a los niños a trepar y columpiarse en el parque.
  • Jueguen a la pelota.
  • Invite a los niños a actividades individuales o grupales, tales como el fútbol, saltar a la cuerda o la natación.
  • Ponga música y ¡bailen!

Las habilidades motoras finas, o de los músculos menores, también forman una parte importante del desarrollo. La coordinación mano-ojo ayuda a los niños a dibujar y escribir – las cuales son habilidades importantes para la escuela. Considere, a continuación, estas maneras para formar las habilidades motoras finas:

  • Haga proyectos de arte que incluyan dibujar, cortar con tijeras y pegar.
  • Armen rompecabezas que tengan piezas de diferentes tamaños.
  • Usen juguetes que sirvan para clasificar y amontonar.
  • Jueguen con trenes o carritos que hay que empujar sobre un riel.
  • Hagan objetos con plasticina.
  • Practiquen jugar con botones y broches.