Los niños están pasando mucho tiempo en casa en este momento. Es probable que echen de menos su escuela, sus deportes y otras actividades. Hay maneras en que los adultos pueden ayudarlos a mantener sus relaciones sociales, hasta cuando están físicamente separados. Explore las ideas entretenidas en este paquete.

  1. 1
    Vídeo

    El video chat de Elmo

    Vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=jqK8yq0vYrw

    1. Antes de ver el video pregunte a los niños a qué amigos o familiares ellos extrañan más. ¿Qué extrañan no poder hacer con esas personas? Hábleles sobre algunos de los seres queridos que usted más extraña, y sobre lo que desearía poder hacer con ellos.
    2. Dígales a los niños que Elmo también extraña mucho a sus amigos. Miren juntos este video y observen cómo la mamá de Elmo lo ayuda a hacer una video llamada con sus amigos.
    3. Después de ver el video hable con los niños sobre otras formas en que pueden mantener amistades desde lejos.
  2. 2
    Artículos

    Separados pero unidos

    Corazones unidos aunque estemos separados

    La distancia física no significa renunciar a la cercanía social y emocional. La mayoría de los niños están acostumbrados a pasar el día escolar con sus amigos, ¡y es natural extrañar a nuestros amigos! Por supuesto, los niños también pueden sentirse desilusionados por la cancelación de graduaciones preescolares o fiestas de cumpleaños. Dígale a su niño que usted también extraña a sus amigos. Explíquele que todos estamos creando nuevas formas para mantenernos cerca de los seres queridos y que usted lo ayudará a hacer lo mismo. Considere estos consejos:

    • Priorice los video chats programados con maestros y compañeros de clase (por ejemplo, si la clase tiene un horario de círculo matutino).
    • Para los cumpleaños organice una fiesta de video. Invite a un amigo adulto o familiar a ponerse un disfraz divertido para dirigir los juegos con canciones, juegos en círculo, contar chistes o cualquier cosa que hacen cuando están físicamente juntos.
    • Miren fotos de amigos y hablen sobre momentos especiales que tuvieron con ellos y lo que harán cuando puedan volver a estar juntos.

    Si cuando están afuera los niños ven a sus amigos a una distancia…

    Ayude a los niños a elegir y practicar formas nuevas y seguras para saludar:

    • agitar las manos al aire mientras hacen un baile divertido (o inventen sus propios bailes especiales de “hola”),
    • hacer la forma de un corazón con sus manos,
    • poner sus manos sobre el corazón y darse unas palmaditas,
    • mandarles besos al aire,
    • abrazarse a sí mismos (como si estuvieran abrazando a la otra persona).

    Para enseñar a los niños cuánto es 6 pies, pegue en el suelo tiras de cinta de pintor o cinta plateada para demostrar la distancia entre cada 6 pies.

     

    No necesitan un video para estar cerca

    Los niños podrían:

    • cantar o leer en voz alta entre ellos por el teléfono (para niños mayores),
    • hacer juegos de sonidos por el teléfono. Un niño hace un golpecitos o arruga un papel y el otro niño adivina qué produjo el sonido,
    • hacer dibujos y enviarlos por correo. También tomar una foto y enviarla como texto o por correo electrónico,
    • dictarle al otro niño un mensaje de texto, un correo electrónico o una carta,
    • usar el teléfono para hacer videos y enviarlos como texto o en correos electrónicos,
    • turnarse para cada uno escribir partes de cuentos en un documento de Google compartido con todos. Pueden juntar e ilustrar el cuento cuando lo hayan terminado (para niños mayores).

     

    Video chat

    Si los niños pueden tener sus propias fechas de videojuegos (ya sea por teléfono, tableta o pantalla más grande), tenga en cuenta que demasiados niños en una pantalla pueden volverse caóticos y considere limitar a cuatro niños por llamada. Con grupos de cuatro, puede sugerirles:

    • soplar burbujas, cantar, bailar divertidamente,
    • jugar con filtros divertidos disponibles en muchas aplicaciones de video chat (“¡Ahora soy una papa!”) e inventar cuentos sobre sus nuevos personajes o configuraciones (como el espacio astral),
    • hacer un juego sencillo de mostrar y comentar (turnarse para mostrar algo de interés y hablar sobre ello),
    • jugar con títeres, peluches o accesorios de disfraces como sombreros divertidos,
    • compartir una merienda especial (imaginarse que es la hora de la merienda o del almuerzo en la escuela o guardería),
    • leer entre sí (los niños más pequeños pueden pasar las páginas de un cuento favorito y hablar sobre las ilustraciones),
    • hacer una actividad que normalmente hacen a la hora del círculo,
    • usar aplicaciones que les permitan jugar en línea o ver una película juntos.

    En los juegos uno a uno, los niños podrían:

    • crear algo por su cuenta (por ejemplo, un niño construye una casa de bloques y el otro usa plastilina para crear las personas y mascotas que viven adentro),
    • hacer ambos el mismo dibujo sencillo (como colorear) y luego mostrarse uno al otro el trabajo. Turnarse para contribuir con una parte de un cuento (deles un comienzo como “Había una vez un dragón que tuvo que quedarse en casa por un tiempo mientras…”),
    • turnarse para decir las cosas que les gustaría hacer cuando puedan estar juntos de manera segura (¿cuántas cosas pueden mencionar?),
    • jugar al “espejo” (un niño se mueve y el otro imita los movimientos).

     

    La participación de los adultos

    • invite a un adulto a organizar “la hora de los cuentos” para los niños que participarán,
    • durante las comidas, ponga la pantalla sobre la mesa para que un amigo o familiar pueda “unirse” a ustedes,
    • jugar en grupo a las charadas,
    • pida los adultos jugar a las escondidas con niños más pequeños.
  3. 3
    Interactivo

    Una ayudita de mis amigos de Sesame Street

    Lanzar

    Los niños también se sienten apoyados por sus amigos de Sesame Street. En este juego interactivo, los Muppets sugieren y demuestran estrategias importantes para usar en momentos difíciles. Invite a los niños a escoger un Muppet que les ayude y vean lo que este personaje hace en el video. Después de ver el video o cuando quiera, ayude a los niños a practicar la estrategia. Puede usar esta oportunidad para conectarse con sus seres queridos. Invite a sus amigos y familiares a enviar un video de ellos contando un chiste o bailando de manera graciosa. Miren los videos cuando sus niños necesiten un momento de relajamiento.