Después, hable con los padres sobre cómo Sofía ayudó a Rosita. “¿Qué palabras usó Sofía?¿Qué decía con su lenguaje corporal?”. Sofía:

  • Nota y reconoce los sentimientos de Rosita y le asegura que son normales.
  • Le recuerda que es importante expresar los sentimientos.
  • La anima a expresar toda la fuerza de su enojo (asegurándole a Rosita que como persona adulta, ella puede manejar su enojo).
  • Sugiere maneras para expresar otros sentimientos fuertes.
  • Proporciona un regazo amoroso cuando Rosita se ha calmado.

Por último, explique a los adultos que la autoexpresión con música, teatro, movimiento y artes visuales puede ser una herramienta poderosa en el proceso de recuperación. Juntos, generen ideas sobre razones de por qué la expresión creativa podría ayudar, y anótenlas en una hoja de papel. Cuando usted trabaja con niños puede simplemente decir: “A veces no tenemos las palabras para decir cómo nos sentimos, pero podemos encontrar otra forma para ayudarnos a entender nuestros sentimientos y expresarlos. Eso ayuda a que nuestros cuerpos y nuestras mentes se relajen”.

Cuando trabaja con adultos, guíelos para que identifiquen la importancia del arte para la autoexpresión:

  • Fomenta la confianza. La salud mental existe cuando nos sentimos capaces, pero el trauma puede acabar con el sentido de “Yo puedo hacerlo” en un niño. Cuando una comunidad de adultos cariñosos brinda a los niños un espacio y una plataforma para mostrar su trabajo, los niños pueden sentirse orgullosos y realizados.
  • Permite expresarse sin palabras. Las palabras a menudo no son suficientes para expresar sentimientos, pensamientos y recuerdos difíciles. La autoexpresión creativa ayuda a que los niños expresen lo que las palabras no pueden. Si ocurrió un evento o una experiencia traumática antes de que el niño fuera verbal, ese trauma se guarda a menudo en la memoria de ese niño como sensaciones, símbolos e imágenes mentales.
  • Reduce el estrés. Los niños a menudo respiran más lentamente, su presión arterial baja y sus cuerpos se relajan cuando participan creativamente. El compromiso creativo también hace que ciertas áreas del cerebro liberen hormonas llamadas endorfinas que producen una sensación de esparcimiento, conexión y relajación.
  • Promueve el desarrollo saludable del cerebro. La creatividad es un proceso que involucra muchas áreas del cerebro.
  • Ayuda a comprenderse a sí mismo. A medida que los niños componen poemas, canciones, danzas o pinturas, se vuelven más conscientes de sus propios pensamientos, emociones y creencias incluso cuando carecen del lenguaje para describir esas experiencias.

Fuentes

Malchiodi, Cathy A. Expressive Therapies. Guilford Publications, 2013.

Patrik, Juslin N. “What Does Music Express? Basic Emotions and beyond.” Frontiers in Psychology 4 (2013).

Perry, Bruce D. “Resilience: Where Does It Come From?” New York Life – Children & Grief, April 2006. http://www.scholastic.com/browse/article.jsp?id=3746847.

Phelps, Don. “Therapeutic Use of Expressive Arts With Children.” Social Work Today http://www.socialworktoday.com/archive/exc_020712.shtml