Por Tiffany Eve Lawrence 

Los niños necesitan aprender a tomar decisiones que reflejen el antirracismo, siendo intencionalmente inclusivos, empáticos y conscientes. Y la empatía es un buen punto de partida. 

Los niños militares tienen un estilo de vida transitorio. Están en una constante rotación de aprendizaje en una nueva comunidad y posiblemente dentro de una cultura diferente. Dado que el 80% de los niños militares asisten a escuelas públicas, también tienen el desafío de adaptarse a un nuevo entorno estructurado mientras intentan hacer amigos. Ellos lo aguantan todo. Y si son BIPOC, el aislamiento puede ser mayor. 

Pero sus niños pueden responder cuando notan el racismo en acción, abordando la situación con empatía. DoDEA (Departament of Defense Education Activity) ofrece recursos para padres militares como el Proyecto Compasión (The Compassion Project), que les enseña a los niños cómo pensar y actuar con compasión. La ecuación para lograr esto es Empatía + Acción = Compasión. 

Lo siguiente es un ejemplo de una conversación que promueve la empatía. 

«¿Recuerdas cuando eras nuevo en tu aula y no conocías a nadie? ¿Te sentiste un poco solo? Los nuevos estudiantes que vienen después de ti sienten lo mismo. Pero si les dices tu nombre y les pides que se sienten contigo, ellos no se sentirán solos. Puedes preguntarles de dónde viene su familia y qué les gusta hacer». 

Como defensor, su niño hablará para defender a otra persona. A la mayoría de los niños les encanta ayudar. Mostrarles cómo pueden defender a otros les dará un sentido de propósito, ¡el juego de roles es una gran herramienta! 

Pregúnteles si alguna vez presenciaron un niño que fue tratado injustamente debido a su raza, etnia o cultura. Explíqueles que ellos tienen la oportunidad de ayudar a que esa niño no se sienta solo. Pueden practicar el lenguaje para ser defensores. 

Pueden decir lo siguiente:
«No trates a las personas de esa manera. Tu actitud hiere nuestros sentimientos».
“¿Vendrás a jugar conmigo? Me gustaría ser tu amigo». 

Incluso pueden señalar el comportamiento a su cuidador.
“Alguien se está portando mal con otras personas porque tienen apariencia diferentes y no es justo. ¿Puede decirles que no hagan eso? 

Los niños aprenden con la práctica. Un juego sencillo donde los niños representan a un defensor, ayuda a que comprendan lo que significa ser un defensor. No solo saben qué buscar, sino también cómo abordar una situación.

 

Tiffany Eve Lawrence es una periodista que lleva varios años escribiendo profesionalmente. Tiene una forma única de analizar temas que pueden resultar incómodos y que van desde la crianza de los niños hasta la salud mental y los problemas sociales. Sus vínculos con las Fuerzas Armadas, como esposa de la Infantería de Marina, la colocan en una posición central para dar a conocer historias sobre cómo son afectados los que prestan servicio militar. Los artículos periodísticos y ensayos de Tiffany se pueden encontrar en línea y en forma impresa en varias publicaciones como Parents, Gamour, Romper, Courier Newsroom, Military Family Magazine y muchas más. www.bytiffanyeve.com