Los niños que nunca han conocido a un niño autista pueden pensar que algunos comportamientos son extraños y sentir temor, pero usted puede aliviar sus ansiedades y fomentar el desarrollo de nuevas amistades.

  • Usted puede decir: “Es normal hacerse preguntas sobre las personas que son diferentes. Todos somos diferentes, ¿no es eso maravilloso?”.
  • Usted puede decir: “Tu cerebro es como el jefe de tu cuerpo. ¡Es lo que hace que tú seas como eres! (Nombre del niño) tiene autismo. Su cerebro trabaja de manera diferente al tuyo. Algunas veces es difícil para él hablar, escuchar, jugar y aprender como lo haces tú. Pero él puede ser mejor que otros niños en (dibujar, leer, música y matemáticas)”.
  • Los niños autistas tienen otras maneras, además de hablar, para decir lo que saben o quieren. Ellos podrían señalar un objeto, repetir lo que alguien les dijo o usar sonidos o dibujos para comunicarse.
  • Los niños autistas podrían también tener diferentes formas para calmarse o demostrar que están entusiasmados, como aplaudir, mecer sus cuerpos o repetir sonidos.
  • Puede ser que un amigo autista no mire a las personas ni conteste inmediatamente, pero eso no significa que no esté escuchando. El niño puede necesitar más tiempo para contestar. Los niños que hablan con un niño autista deben esperar un poco a que responda o deben repetir lo que le dijeron. También deben tener paciencia.
  • Los niños deben avisarle a un adulto si notan que alguien está siendo cruel con un niño autista.