Vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=LK9it8UuUTc

Para llegar a una meta hay que dar el primer paso. Enseñar a los niños a ahorrar y guardar su dinero en un lugar determinado, como una alcancía o un frasco, los ayuda a ver cuánto están ahorrando de una manera concreta. Ahorren un poco de vez en cuando y observen cómo aumentan sus ahorros. Cada vez que consigan ahorrar una cantidad determinada, celébrenlo con el baile de “¡Yo puedo ahorrar!”.

  • Empiece con metas fáciles que los niños pueden alcanzar en poco tiempo. Una vez que sepan cómo lograr sus objetivos pequeños, como ahorrar para comprarse un regalito, pónganse metas más grandes para las que tendrán que ahorrar durante más tiempo. Aprender a esperar para conseguir algo es una destreza que ayudará a los niños y los enseñará a ahorrar para conseguir cosas importantes en el futuro, como un auto o estudios universitarios.
  • Elmo y sus amigos cuentan los dólares que gana y que ahorra. Aproveche esta oportunidad para explicar cómo usamos las matemáticas en situaciones diarias. ¿Qué pasa cada vez que Elmo mete un dólar en su frasco?