¡Usa el poder del humor para acercar a su familia! A continuación hay tres buenas razones para reírse juntos. 

Fortalecer las relaciones 

Cuando se bromea juntos, el humor ayuda a las familias a establecer relaciones positivas. Incluso puede ayudar a crear buena voluntad y conceder perdón. La risa une a las personas, y contar chistes familiares fomenta su sentido de pertenencia en la familia. Además, todos se sienten bien cuando la gente se ríe de sus bromas. 

Hacer frente a los desafíos 

El humor puede aliviar el nivel emocional de una situación y dar una nueva perspectiva. En medio de grandes transiciones, el humor ayuda a las personas a mantenerse estables y relajados, y a mantener una actitud abierta. Cuando pueda, y cuando sea apropiado, busque maneras de reírse de los momentos estresantes en el presente o en el pasado, ayude a su familia a expresarse y enfrentar los momentos difíciles. Si es el momento adecuado, puede decir: “¡Algún día nos reiremos de esto!”. 

Beneficios físicos 

Cuando se ríe abiertamente y  a carcajadas, disminuye la presión arterial, el estrés y fortalece su sistema inmunológico. Además, cuando se ríe, muchos de sus músculos se activan. La risa estimula ambos lados del cerebro, lo que favorece la memoria y la concentración, hasta puede ayudarle a olvidar dolores y molestias.