Durante el crecimiento de los pequeñitos, cada día ofrece muchas oportunidades para hablarles.

De recién nacido a 3 meses de edad, los bebés pueden:

  • distinguir la voz de diferentes personas
  • diferenciar el habla de otros sonidos
  • comenzar a recordar cosas

Usted puede: ¡Hablarle mucho a su bebé! Mírelo a los ojos. Disfrute de sus respuestas: un bracito que saluda, una sonrisa, sus pataditas, etc. Responda a su bebé mediante palabras. (“¡Qué bracito tan fuerte!” “¡Gracias por esa dulce sonrisa!”).

De 3 a 6 meses de edad pueden:

  • imitar sonidos y movimientos
  • voltearse al oír la voz de uno de los padres o cuidador
  • hacer sus propios sonidos

Usted puede: Hablar a la hora de comer. El llanto de hambre de un bebé es el inicio de la comunicación y ¡conversación! Los balbuceos y gorgoritos son su lenguaje mientras juega con el sonido. Contéstele con sonidos y pronto el bebé empezará a imitarlos.

De 6 a 9 meses de edad pueden:

  • imitar o repetir los mismos sonidos una y otra vez, y decir mamá y papá
  • conocer los nombres de personas y cosas
  • aplaudir y usar el cuerpo para hablar con otros

Usted puede: Llenar de conversaciones las rutinas diarias y desarrollar el vocabulario diciéndole lo que hace. (“Un calcetín… dos calcetines. Ahora te pongo tus zapatos”).

De 9 a 12 meses de edad pueden:

  • comunicarse balbuceando y señalando
  • comprender más palabras y órdenes
  • responder a su propio nombre y reconocer el nombre de otras personas

Usted puede: Cada vez que su bebé diga palabras “sin sentido”, tal como be be, repítalas o amplíe la idea (“Sí, bee, bee. ¡Bella ovejita!”).

De 12 a 18 meses de edad pueden:

  • disfrutar tocando, agarrando, apretando y saboreando casi todo
  • decir el nombre de algunas personas u objetos conocidos
  • usar más la memoria para repetir palabras o canciones

Usted puede: Darle a su pequeño un teléfono celular de juguete para que juegue e “imite” su estilo de conversación.

De 18 a 24 meses de edad pueden:

  • usar oraciones simples de dos y tres palabras y comenzar a hacer preguntas
  • aprender rápidamente nuevas palabras y entender mucho más de lo que pueden hablar

Usted puede: Cerrar los ojos y explorar con los oídos. Diga: “Escuchemos con atención. ¿Qué oyes?”. Túrnense para nombrar los sonidos que escuchen (carros, puertas, personas hablando).

A los 2 años de edad pueden:

  • usar oraciones de dos o cuatro palabras
  • señalar cosas o ilustraciones cuando se las nombra
  • repetir sus palabras y frases

Usted puede: Notar los sonidos que hay en el vecindario y hablar con los niños sobre quién o qué puede estar haciendo esos sonidos.

A los 3 años de edad pueden:

  • conversar usando dos o tres oraciones
  • completar una oración o rima en un cuento favorito
  • reconocer visualmente la primera letra de su nombre

Usted puede: Preguntar a los niños a quién les gustaría enviar un mensaje y qué le dirían a esa persona. Luego, ¡escriban juntos un correo electrónico!