Descargar imprimible

A veces podemos sentir nuestros sentimientos en el cuerpo, incluso antes de poder nombrarlos. Utilice este gráfico como iniciador de conversación con su niño. Primero, hablen de las sensaciones que describe Elmo. Luego pregunte: «¿Dónde sientes TU gran sentimiento?». Incluso puede invitar al niño a cerrar los ojos y notar cualquier sensación en el cuerpo.