No todos los días serán buenos, especialmente en estos tiempos cuando todo es diferente y hasta extraño. Incluso los días buenos también tienen sus dificultades. Pero pase lo que pase, su niño estará mejor preparado para afrontar los desafíos con una actitud positiva. La positividad no solo ayuda en los momentos difíciles, sino que también contribuye al disfrute de los buenos momentos.

 

Un torbellino de sentimientos

Una de las destrezas más importantes que un niño necesita aprender es cómo manejar sus grandes sentimientos sin sentirse abrumado. Las siguientes son estrategias para la próxima vez que su niño tenga un día difícil:

  • Recuérdele a su niño, «Los sentimientos van y vienen, pero esos sentimientos no duran por siempre. Volverás a sentirte mejor». Aunque usted quisiera, no minimice la importancia de los sentimientos. Es normal que el niño tenga sentimientos intensos, incluso sentimientos negativos.
  • A veces su niño puede tener diferentes sentimientos al mismo tiempo. Anímelo a identificar y nombrar esos sentimientos. Si es necesario enséñele el vocabulario: enojado, frustrado, sentirse solo, etc. Nombrar el sentimiento en vez de portarse mal es el comportamiento que usted debe enseñarle.
  • Escúchelo sin juzgar. Por ejemplo, preguntar «¿Por qué estás frustrado?», es más efectivo que decirle «No llores» o de tratar de descartar el sentimiento con una solución rápida.

 

¡Yo soy positivo!

La mejor manera de nutrir una actitud positiva en su niño es con su ejemplo. Usted es el mejor ejemplo a seguir. Si su niño lo ve luchando contra las adversidades pero también ve que usted busca lo positivo en cada situación, él aprenderá a hacer lo mismo. Eso no significa enseñarle que las cosas siempre están bien, significa que usted se ocupa de las cosas de la manera más esperanzadora posible. Usted y su niño pueden enfrentar los obstáculos y son capaces de superarlos.

  • Cuando el día no vaya bien, pídale a su niño que descanse un momento para hacer unas cuantas respiraciones profundas. Luego guíelo a pensar positivamente. Ayuda mucho cuando el niño ya conoce algunas frases, así que sugiérale algunas con anticipación: «Yo voy a resolver esto». «Yo soy fuerte y soy inteligente». «Yo estoy seguro de que lo puedo lograr». «Mañana será un día mejor».
  • Decidan juntos una versión positiva del día: «Yo hice lo mejor que pude, pero la próxima vez lo haré mejor». «Yo ya aprendí a hacer eso así que cuando tenga la oportunidad, volveré a intentarlo». También, «¡Ah! ¡Terminó el día y me siento muy bien!». Celebren los logros del día con algo concreto que a él le guste: un abrazo, un cuento favorito, una taza de chocolate caliente, lo que para él sea más significativo.
  • Celebren juntos las experiencias positivas Asegúrese de que su niño sepa lo orgulloso que usted está de los esfuerzos que él hace. Sobre todo, que usted siempre está listo para escucharlo y ayudarlo.

 

Acentuar lo positivo

Fortalecer el lado positivo puede ser divertido. Hagan algunas de las siguientes actividades con la familia.

  • Jueguen a Malo/No tan malo. Es fácil encontrar algo positivo en las cosas buenas, pero es más divertido encontrar cosas buenas en situaciones inesperadas. Rételo a hacer precisamente eso. Por ejemplo, está lloviendo. La lluvia ayuda a que las plantas florezcan. Estas bananas están demasiado maduras. Las bananas bien maduras son mejores para hacer pan de banana.
  • Durante la cena hágale preguntas que lo motiven a ver el lado bueno de las cosas. ¿Cuál fue el mejor momento de tu día? ¿Tienes algo interesante para hacer mañana?
  • Canten juntos. No hay nada mejor que la música para levantar el ánimo.
  • Ponga metas concretas. ¿Qué desea lograr su niño? ¿Qué tiene que hacer él para lograrlo?
  • La gratitud ayuda a tener una actitud positiva. Tenga un diario para que el niño anote sus momentos de alegría, admiración o asombro. Puede escribir o dibujar cada día lo que le inspira asombro, como una hermosa puesta de sol, un maestro amable o el olor de pan horneado. ¡Ah!
  • Finalmente, busque buenos ejemplos a seguir. Personas que ustedes conocen, personas en la vida pública que perseveran en sus objetivos, personas positivas incluso cuando enfrentan dificultades. Mencione las cualidades que esas personas tienen que les permiten ver el vaso medio lleno. Y recuérdele que ayudar a los demás nos hace sentir bien.