Lanzar

Elija preguntas del interactivo que crea que serían mejores para su niño (algunas son simples, algunas más serias).

  • Utitlice algunas preguntas como comienzo de una conversación acerca de sus días o semanas.
  • Trate de hacerlo cuando su niño no esté cansado, con hambre u ocupado.
  • Utilice tiempo uno a uno  como punto de partida para una conversación más profunda.

Túrnense para contestar preguntas. Elabore en las preguntas tanto como sea posible basándose en las respuestas de su niño.

  • Conteste usted primero si su niño está vacilante.
  • Escuche atentamente las respuestas de su niño y, si usted responde, comparta sus pensamientos sin críticas. Sea honesto y amable cuando dé sus propias respuestas.
  • Amplíe la conversación más allá de respuestas de una palabra. Diga: “¿Qué más? Cuéntame más. ¿Por qué piensas así? o ¿Siempre te has sentido de esa manera?”.