Vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=bgq1nav6x5g

Mire el video junto con los niños y noten que cada amigo de Sesame Street tiene un objeto de consuelo. Los animales de peluche y las mantitas crean un sentido de seguridad y ayudan a los niños a sentirse tranquilos en tiempos difíciles. El alivio también puede provenir de una actividad de la imaginación como en El nido especial en el que Big Bird se imagina que está en su lugar seguro. 

Pregúnteles a los niños si ellos tienen algún objeto o juguete de consuelo. ¿Cuánto hace que lo tienen? ¿Qué es lo que les gusta del objeto? ¿Tiene un nombre? (Si no, puede ayudar a los niños a pensar en uno). Dígales que pueden hablar con su objeto o juguete de consuelo cuando están asustados, enojados, tristes o en cualquier otro momento. 

Si los niños no tienen un objeto o juguete de consuelo, usted podría ofrecerles uno. Los padres podrían darles una pieza de su ropa (el olor y la sensación de la ropa les recuerdan a sus padres), para ayudarlos a sentirse seguros cuando no están juntos. Cosas favoritas, como una foto de un ser querido, también pueden ser elementos de consuelo. Los niños pueden abrazar, sostener, acariciar, «cuidar», hablar o dormir con sus objetos o juguetes de consuelo.