La intimidación es una forma específica de comportamiento agresivo intencional que de manera repetida incluye golpear, patear, poner sobrenombres, y el aislamiento. Si su niño es el agresor, hable con los oficiales y consejeros de la escuela para parar ese comportamiento. Deles la fecha, la hora, el lugar, los niños involucrados e información específica del incidente y sus efectos.

Si su niño está intimidando a otro niño, tenga en cuenta estos consejos:

  • Intervenga inmediatamente. Ayude a su niño a pensar en cómo cambiar su comportamiento y hacer algo bondadoso para el otro niño, como enviarle una tarjeta pidiendo disculpas.
  • Motive a su niño a que ayude a los demás haciendo buenos actos como donar algunos de sus juguetes.
  • El comportamiento intimidante podría ser una señal de que su niño está luchando con sentimientos fuertes. Ayúdelo a explorar sus sentimientos.
  • Acuda al consejero escolar o al maestro del niño para pedirles ayuda.

Si su niño es testigo de una conducta desagradable, tenga en cuenta estos consejos:

  • Anímelo a que le diga cómo se siente. Pregunte: “¿Cómo te sentiste cuando…?”.
  • Si su niño está siendo intimidado, asegúrele que la intimidación no es su culpa y que juntos van a ver formas de solucionar la situación.
  • Dígale que es CORRECTO decírselo a un adulto y pedir ayuda.
  • Si su niño está siendo intimidado, pídale que practique a decir: No me gusta la manera en que ellos actúan. Me voy a jugar con otros.