Descargar imprimible

  1. Imprima la página y ayude a los niños a contar los insectos en cada grupo. Los niños menores pueden tachar cada insecto (o colorearlo) cuando lo cuenten para mantener un registro de las que ya han contado.
  1. Explique que el número “cinco es siempre cinco”. Sin importar cómo se ordenen los insectos (en una sola fila, en dos, o mezclados en un círculo), siempre hay 5 en cada grupo.
  1. Desafíe a los niños mayores a contar todos los insectos en el dibujo. Pregunte: “¿Cuántos insectos hay en total?”.
  1. A continuación, use objetos pequeños (bloques, juguetes pequeños, o cucharas de plástico) para practicar más. Despliegue los objetos en varios grupos de cinco y pídales a los niños contar cada grupo.
  • Con los niños menores, concéntrense en un grupo de cinco. Reordene los objetos de maneras diferentes (en una fila, en un círculo, desplegados) y pídales a los niños que los cuenten. Invite a los niños a tocar los objetos mientras los cuentan. Con el paso del tiempo, empezarán a entender que cuando reordenan los objetos, no cambia la cantidad total.
  • Con los niños mayores, concéntrense en dos a tres grupos de cinco. Primero, pregúnteles a los niños cuántos objetos hay en total. Luego, reordene los grupos, quitando un objeto de un grupo para trasladarlo a otro. Pregunte: “¿Cuántos botones (u objeto que sea) hay en este grupo? Y ¿en este otro grupo? ¿Cuántos botones hay en total?”