Descargar imprimible

  1. Imprima la página y léasela a los niños. Invítelos a colorearla.
  1. Mientras los niños colorean, pregúnteles cuáles son los adultos con quienes pueden conversar sobre sus sentimientos. Cuando estén listos, ayúdelos a anotar los nombres de esas personas en la página. Pueden colgar la hoja en casa para recordar cuáles son las personas con quienes pueden conversar.
  1. Cuando los niños expresan sentimientos fuertes, déjeles saber que también los adultos tienen emociones fuertes. Puede ayudar a los niños a manejar los sentimientos fuertes (respirando profundo, dando abrazos), pero también es importante dejarles saber que es bueno nombrar los sentimientos y experimentarlos por el momento. Explíqueles que a veces las emociones fuertes nos hacen sentir como si fuéramos a reventar, pero los sentimientos cambian y tenemos la fuerza para sentirlos todos.