Entreténganse con ls matemáticas y compartan el placer de aprender con los niños durante los momentos cotidianos. Intente usar estos consejos para las matemáticas. Si uno de ellos funciona, ¡conviértalo en una rutina diaria! Los niños se contagiarán de su “confianza con las matemáticas” y sabrán que ellos también pueden hacerla en cualquier parte y en cualquier momento.

  • Descubran los números. Usen los dedos para descubrir de cuántas maneras pueden sumar hasta ocho. Empiecen con cinco dedos en una mano y tres en otra. ¿Qué otras combinaciones sirven?
  • Midan los objetos de la casa. Por ejemplo: “¿Cuántos sorbetos se necesitan para medir el largo de la mano? ¿Y para medir el largo de la mano de la mamá o del papá?”.
  • Elijan una forma. Cuenten cuántas cosas puede encontrar que tengan esa misma forma. Pregunte: “¿Qué creen que encontraremos que también tenga la forma de un triángulo?”.
  • Exploren las partes del total. Pídales a los niños que nombren las partes favoritas de sus juguetes o hasta las distintas partes de la cara.
  • ¡Cuenten en el camino o en cualquier parte! Pregunte: “¿Cuántos postes de luz hay? ¿Cuántos pasos en la escalera? ¿Cuántos bancos hay en el parque? ¿Cuántos autos azules ven?”.
  • Conversen sobre las diferencias del largo de las cosas. Por ejemplo: “Estas dos cuadras cortas juntas son iguales al largo de esa cuadra”.
  • Dibujen líneas en la acera. Pídales a los niños que dibujen con tiza líneas rectas o curvas, otras en forma de ángulo o de zigzag, y algunas en forma de círculo.
  • Comparen las formas y los tamaños de las cosas que compraron después de una salida a la tienda. Pregunte: “¿Cuál fruta es más grande? ¿Es similar a qué forma?”.
  • Invite a los niños a que vayan a sentarse en la mesa o en la alfombra  antes de que pueda contar hasta 10. Cuente a números más altos si los niños necesitan más tiempo. ¡Invítelos a contar junto con usted!