Los padres y los cuidadores infantiles forman un equipo. Comparten la meta de criar a los niños en entornos seguros con mucho amor y cuidado. ¡La clave para ser buenos miembros del equipo es la comunicación! Una conexión cercana entre los cuidadores infantiles y los padres ayuda a que los niños se sientan seguros y puedan divertirse! Hay muchas maneras fáciles y lúdicas en que los adultos pueden comunicarse los unos con los otros, y también involucrar a los niños.

Los recursos en este paquete:

  • Exploran la importancia de una comunicación clara entre los padres y los cuidadores infantiles
  • Ofrecen estrategias para fomentar conexiones positivas y permanentes entre los adultos
  • Y brindan actividades lúdicas para formar lazos con los niños y desarrollar sus habilidades.

Para los proveedores:

La última sección en este paquete proporciona recursos relacionados además de consejos para la facilitación que puedan usar con los proveedores FFN y con los padres en su entorno.

  1. 1

    Grabación de chat social

    Vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=RJjvi0dl-Wc

    Durante este video, la proveedora de cuidado infantil, Zoraima Rosario-Rolon, conversa con una mamá Sesame de dos niños, Jen Sereni.  Juntas, conversan sobre estrategias prácticas para establecer y fomentar rutinas para una comunicación clara y consistente. Mientras ven el video, piensen en sus rutinas para comunicarse. ¿Qué funciona bien? ¿Qué cosas se pueden mejorar? ¿Pueden intentar algunas de las estrategias mencionadas?

  2. 2

    Conexión con los cuidadores-

    Descargar

    Sentirse cómodo con el cuidador de su niño y tenerle confianza es muy importante para su tranquilidad. También es importante saber qué tal estuvo el día de su niño para poder entender su conducta al regresar a casa (si parece cansada, es importante saber si durmió menos siesta hoy que usualmente).

    Use estas ideas para desarrollar una conexión cercana con el cuidador e iniciar conversaciones que le permitan enterarse de lo que su niño hizo en su ausencia.

    Cuando recoja a su niño, trate de tener breves sesiones informativas con los cuidadores o pídales que le envíen un mensaje de texto o email con las actividades realizadas durante el día.

  3. 3
    Artículos

    Comunicación respetuosa

    Las buenas conversaciones producen buena colaboración. Cuando se establecen buenas rutinas para la conversación al principio de la relación entre padres y cuidadores infantiles, se facilitan las conversaciones más difíciles que puedan surgir más adelante.

    Cuando los niños observan a los adultos en conversaciones cálidas y respetuosas, ¡aprenden a tenerlas, también!


    Una comunicación positiva empieza con la habilidad para escuchar

    Saber escuchar es la base de una buena comunicación. Les ayuda a obtener información útil sobre los niños y las familias. Además, al escuchar, se ve que valoran y respetan lo que los demás tienen que decir.

    Para escuchar bien, asegúrense de:

    • Asumir intenciones positivas. Todos quieren lo mejor para los niños que cuidan. Incluso si están en desacuerdo sobre lo que están diciendo, no se olviden de que están de acuerdo en por qué lo están hablando:  ayudar a los niños a prosperar.
    • Escuchar activamente. Presten atención a lo que se dice. Afirmen con la cabeza, comenten “Entiendo” y manténganse concentrados en la conversación.
    • Prestar atención a las palabras y a los sentimientos. No deben escuchar tan solo las palabras del padre/madre o del cuidador infantil, sino también deben prestar atención a cómo lo está diciendo.
    • Permitir que la otra persona termine de hablar. No apuren a la otra persona. Incluso cuando un padre/una madre o cuidador infantil parece haber terminado de hablar, es posible que quiera decir algo más.
    • Revisar para asegurarse de haber entendido. Antes de ofrecer sus ideas u opiniones, asegúrense de haber entendido bien lo que han escuchado. Resuman lo que el padre/la madre o el cuidador infantil ha dicho usando frases como: “Lo que entiendo que has dicho es…” o “He comprendido bien que se está sintiendo…”
    • Aprender a hacer preguntas abiertas. Para profundizar más, hagan preguntas que no se pueden responder con un simple “sí” o “no”. Intenten hacer preguntas tales como: “Dígame más sobre…” o “¿Qué opina que significa cuando…”

     

    Cómo ustedes se comunican

    Cada conversación que tengan con padres o cuidadores infantiles es una oportunidad para reforzar la colaboración. La manera en que ustedes hablan y lo que ustedes dicen ayudará a reforzar la colaboración.

    Para comunicarse bien, asegúrense de:

    • Ser abiertos y honestos: Los padres y los cuidadores infantiles quieren saber lo que ustedes pueden decir acerca de sus niños. Entreguen información precisa sobre las cosas que han observado en forma directa.
    • Fijarse y compartir las cosas positivas: Siempre hay cosas positivas que se pueden decir acerca de un niño, y es útil para los padres y para los cuidadores infantiles saber lo que va bien durante el día.
    • Hacer una pausa antes de hablar. Sean claros con sus palabras. Piensen tanto en lo que van a decir igual que en cómo lo van a decir antes de hablar.
    • Pedir comentarios de los padres. Los padres y los cuidadores infantiles tienen un conocimiento profundo de los niños, así que es importante saber sus ideas. Esto es importante especialmente cuando están comentando los desafíos porque se verá que están todos en el mismo equipo. Pueden preguntar: “¿Se ha fijado en su comportamiento en casa? ¿Qué estrategias le han servido?”
    • Conversar sobre sus preocupaciones cuando surjan: Los padres y los cuidadores infantiles quieren trabajar con ustedes. Fíjense en los asuntos de menor importancia ahora, antes de que se conviertan en temas mayores.

    No hay una sola manera para comunicarse

    Hay muchas maneras en que puedan comunicarse. Las personas tienen diferentes grados de confianza, y las diferentes culturas pueden tener una variedad de costumbres cuando se trata de la comunicación.

    Para respetar las diferencias, asegúrense de:

    • Seguir a los padres y los cuidadores infantiles. Si una persona parece sentirse incómoda constantemente con la manera en que ustedes se comunican con ella, intenten otra manera. Siempre tienen la opción de preguntarle a una persona cómo prefiere que se comuniquen con ella.
    • Prestar atención al lenguaje corporal. La cultura de una persona puede llevar ciertas reglas y expectativas relacionadas al contacto visual, el tocarse, los roles de género, los saludos, la manera de dirigirse y más. Presten atención a cómo los padres y los cuidadores infantiles se comportan y respeten la manera en que se les acercan.
    • Tomar en serio las preocupaciones, incluso cuando no las comparten o no las entienden. Los padres y los cuidadores pueden expresar sus pensamientos y preocupaciones de manera que tengan sentido para ustedes. Incluso cuando estén en desacuerdo, asegúrense de tratar estos sentimientos con respeto y empatía.

    Usen todas las herramientas disponibles para comunicarse. Usen correo electrónico, mensajes de texto y llamadas telefónicas. En el caso de algunos padres, puede ser necesario fijar reuniones formales. En el caso de otros, pueden tener chequeos rápidos diarios o informes por escrito.

    Finalmente, conversen sobre la comunicación. Pregunten a los padres y a los cuidadores infantiles si están recibiendo toda la información que requieren, y qué se puede hacer, de ser necesario, para mejorar la comunicación general.

  4. 4

    Consejos y herramientas para los proveedores

    Pueden usar los recursos en este paquete para realizar un taller para padres y cuidadores infantiles FFN en su entorno. Consideren las siguientes ideas y consejos de facilitación ¡para lograr una experiencia de alta calidad, informativa y lúdica!

    1. Empiecen viendo juntos el video chat con los padres y cuidadores infantiles FFN. Invite a los participantes a compartir qué es lo que les cuesta acerca de la comunicación, y cuáles son las cosas que les han ayudado en el pasado. Hablen sobre las estrategias mencionadas en el video. ¿Cómo podrían aplicarlas a sus propias relaciones?
    2. Impriman y compartan el artículo Comunicación es colaboración y hagan referencia al artículo para tener más ideas y temas para una conversación.
    3. Inviten a los participantes a formar parejas y explorar el imprimible El relato de mi día.

    Desafíen a los cuidadores infantiles: Usen su lenguaje corporal y sus preguntas para mostrar su interés y para mantener la conversación. Luego pídanles que reflexionen sobre su experiencia con el grupo completo.

    1. Finalmente, si les queda tiempo, presenten más recursos de SSIC.org que complementen el tema, tales como: